32.7 C
Mexico
abril 5, 2020
Rosanety Barrios

Almacenamiento estratégico: herramienta fundamental de la seguridad energética

Rosanety Barrios

El embargo petrolero árabe de 1973 fue un parteaguas en la conformación geopolítica global. La recesión económica global desatada por el desabasto, provocó que los países importadores buscaran una forma de protegerse de futuras disrupciones violentas que pusieran en peligro su suministro de energía. Por esto, en 1974, se creó la Agencia Internacional de Energía (AIE). Esta institución, a lo largo de los 45 años, ha mantenido como uno de sus mandatos fundamentales el diseño de mejores prácticas; para que sus miembros respondan a situaciones de emergencia y seguridad energética.

Para la AIE, la creación de inventarios estratégicos es una medida de particular efectividad para incrementar las condiciones de seguridad energética. Originalmente, la Agencia consideraba que dichos inventarios deberían conformarse con petróleo crudo. Sin embargo, conforme las circunstancias globales de oferta y demanda de energía han cambiado, está claro que cada país debe tomar medidas que le permitan asegurar la disponibilidad de combustibles y electricidad.

Aquí más columnas de Rosanety Barrios: México y la transición energética: ¿última llamada al desarrollo?

La amplia experiencia acumulada en la AIE (hoy conformada por 30 países, entre ellos los Estados Unidos de América), la han llevado a concluir que una buena práctica para enfrentar emergencias es contar con almacenamiento de 90 días de demanda. Cuando México se unió a dicha Agencia en 2018, se emitió una política de almacenamiento de petrolíferos. Ésta permitiría contar, en 2025, con 11 días de demanda como inventario estratégico. Este nivel es mucho menor a la recomendación de la AIE; pero fue adoptado tras tomar en cuenta que la participación de inversión privada, sumada a los esfuerzos de Petróleos Mexicanos, permitirían (en un mediano plazo) mejorar sustancialmente nuestra dependencia a las importaciones de hidrocarburos.

Actualmente, estas medidas de fortalecimiento a la seguridad energética nacional han perdido validez. Por ello, el país regresa a depender únicamente de la capacidad presupuestal y operativa de la Empresa del Estado. Se plantea que cinco días de inventario en petrolíferos es suficiente para enfrentar emergencias; no queda más que esperar que no tengamos que comprobarlo.

Por: Rosanety Barrios

Related posts

México y la transición energética: ¿última llamada al desarrollo?

Aldo Santillán Alonso

De la gasolinera a la estación de servicio

Aldo Santillán Alonso

Cargar gasolina y apoyar a México

Energy & Commerce

Leave a Comment