31.8 C
Mexico
mayo 13, 2021
Rosanety Barrios

Resultados de PEP y Pemex TI: ¿Durmiendo con el enemigo?

Por Rosanety Barrios

La estructura en la que está organizado Petróleos Mexicanos responde a una definición típica de una empresa petrolera en el siglo XX (porque en el XXI, las cosas están cambiando seriamente). Por un lado, se encuentra la división que se encarga de la exploración y la producción de petróleo y gas (Pemex Exploración y Producción o PEP). Por otro, está la encargada de la refinación y procesamiento de dichos hidrocarburos, así como de su comercialización dentro del país (Pemex Transformación Industrial o Pemex TI).

Existen otras divisiones, pero por su dimensión no vamos a ocuparnos de ellas en esta nota. Veamos lo que nos dice de cada una de ellas el reporte financiero al tercer trimestre de 2020:

En el caso de PEP, observamos que la producción de petróleo se encuentra más o menos estable sobre los 1.6 millones de barriles al día[1]. Este esfuerzo de estabilización se ratifica en los resultados financieros, ya que, después de la pérdida de operación reportada en el 2T/2020, por mucho, el peor trimestre de toda la industria de hidrocarburos en el mundo, durante el periodo junio-septiembre, PEP consigue reportar una utilidad operativa de $63 mil millones de pesos. Lo anterior equivale al 43% de sus ingresos, 5 puntos por debajo de lo conseguido en el 1T/2020, pero mucho mejor a la pérdida de $27 mil millones del 2T. Luego vendrá el enorme reto de la deuda, pero por el momento vamos a quedarnos hasta aquí. 

Más de Rosanety: Las ventajas del gas de la cuenca de Waha, Texas

Veamos ahora lo que ha logrado Pemex Transformación Industrial en el mismo periodo. No olvidemos que esta es la división que refina el petróleo y que vende los combustibles importados dentro del mercado nacional. Lo que se ve es que, como se ha advertido varias ocasiones desde esta columna, la estrategia de refinación no solo es inadecuada, sino que está acabando con todo el esfuerzo que PEP está llevado a cabo.

Observamos que se insiste en dar un mayor uso a las refinerías. Esa decisión llevó el porcentaje de utilización al 42% en septiembre y esa también provocó que la producción de combustóleo alcanzara un histórico de 288 mil barriles en dicho mes. Ha sido posible exportar la gran mayoría de este volumen, pero es una realidad que los precios de venta representan pérdidas para la empresa petrolera, habida cuenta de que el combustóleo es un desperdicio.

Si a esto sumamos el que Pemex está vendiendo combustibles con descuentos escandalosos para no perder mercado, el resultado es una pérdida operativa de $40 mil millones de pesos aún mayor a la reportada en el 2T/2020.

Es así que, poniendo todos los datos juntos, nos encontramos con que PTI se encargó de destruir el 64% de las utilidades operativas que PEP pudo crear. Todo parece indicar que la producción petrolera nacional está durmiendo con el enemigo.


[1] Cifras oficiales de la CNH, mismas que difieren de las reportadas por Pemex

Related posts

La emergencia del gas en Texas

Energy & Commerce

Seguridad de despacho y eficiencia económica

Energy & Commerce

Los principios detrás del despacho eléctrico: ¿la energía renovable es cara?

Aldo Santillán Alonso