Midstream Oil & Gas

Almacenamiento de hidrocarburos, meta inconclusa

Almacenamiento de hidrocarburos, meta inconclusa

Almacenamiento de hidrocarburos en México, una meta inconclusa

La infraestructura de almacenamiento de hidrocarburos aún es una asignatura pendiente en el suministro de combustibles en México. El país tiene existencias almacenadas para cubrir sólo tres días en caso de un desabasto, aunque hay estimaciones que sugieren que sólo habría reservas para día y medio. 

Expertos estiman que el nivel promedio de las existencias de hidrocarburos debería cubrir al menos diez días. Con un déficit en infraestructura para transporte y almacenamiento de petrolíferos, México aún debe enfocar parte de su estrategia energética en obras para reducir esa insuficiencia. Las plantas de almacenamiento deben aumentar por razones de logística, estrategia y seguridad energética.

Al respecto, especialistas advierten que el nivel ideal de almacenamiento de combustibles de México debe ser de diez u once días. Estados Unidos y Canadá cuentan con un margen de maniobra de abasto de tres y dos meses, respectivamente. 

Podría interesarte: Producir 1.944 millones de barriles: meta para 2021

Para Esaú Montes de Oca, gerente general de Grupo Santana Vega, un país sano en materia energética requiere una capacidad de almacenamiento de al menos diez días. “Hay un pequeño avance, pero no hemos llegado al día cuatro de almacenamiento. Falta muchísimo. Hoy dependemos de Pemex. Eso aumenta la necesidad de carro-tanques para usarlos como tanques de almacenamiento”, refirió.

En la actualidad, Pemex Logística cuenta con 80 Terminales de Almacenamiento y Distribución (TAD), tanto terrestres como marítimas, ubicadas a lo largo del territorio nacional. Cuentan con una capacidad operativa de 11 millones 971,619 barriles. 

En palabras de Roberto Díaz de León, presidente de Onexpo Nacional, existe un rezago de inversión en el tema de almacenamiento; el cual podría solucionarse con el trabajo conjunto y ordenado entre particulares y el Estado. “Existe una línea muy delgada entre soberanía y seguridad energética. Ni el mercado, ni el Estado pueden solos. Sólo el trabajo conjunto nos permitirá una seguridad energética”, abundó Díaz de León. Diversos estudios estiman que se requieren al menos 250,000 millones de pesos para desarrollar 65 proyectos de logística, transporte, distribución y almacenamiento de hidrocarburos en los próximos años.

Proyectos energéticos

Por el momento, el gobierno federal y el sector privado firmaron en octubre pasado un Plan de Inversión en Infraestructura para impulsar conjuntamente 39 proyectos por 297,344 millones de pesos. El plan incluyó cinco obras de infraestructura energética. 

Sin embargo, de esos proyectos, sólo uno es para infraestructura de transporte y almacenamiento. Se trata de una terminal de etano en el puerto de Pajaritos, con una inversión prevista de 2,500 millones de pesos. Se planea que la obra inicie el próximo año bajo el esquema de participación privada, mediante una alianza estratégica con Pemex. El consorcio Braskem Idesa presentó la propuesta para construir esa planta. 

La obra de la terminal de transporte y almacenamiento de etano en el puerto de Pajaritos; que contempla una inversión de 2,500 millones de pesos, iniciará su construcción en 2021.

Desde la perspectiva de Pablo Gualdi, CEO y fundador de ATIO ®  Group, para superar el déficit de infraestructura de almacenamiento en el país es necesario trabajar de manera conjunta. “Es fundamental que el gobierno apoye los proyectos y libere permisos, de lo contrario, el país seguirá en el límite del abasto. En transporte hay suficiente infraestructura, pero falta seguridad para que circulen trenes y pipas libremente. También se han desarrollado gasoductos y poliductos con inversión privada y está en un nivel aceptable. Lo que sí es un pendiente grande es la infraestructura de almacenamiento”, expuso.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) estima que el sector energético requiere inversiones por más de 90,000 millones de dólares; de los cuales el 59% debería estar enfocado en el sector de hidrocarburos. La iniciativa privada visualiza más de 100 proyectos de transporte, almacenamiento y comercialización, así como otros muy específicos para de exploración y producción de hidrocarburos.

Hasta ahora, la firma de análisis OPIS informó que al menos diez terminales de almacenamiento de petrolíferos entrarían en operación al cierre de 2020 e inicios del 2021. Sus proyecciones incluyen la terminal construida por IEnova en el puerto de Topolobampo, Sinaloa.

Related posts

Aprueba CNH modificación al plan de Jaguar E&P

Efrain Mariano

Ciberseguridad, necesaria en la industria petrolera

Efrain Mariano

Localizan en NL toma clandestina conectada a ductos de Pemex

Energy & Commerce