24 C
Mexico
noviembre 26, 2020
Midstream Oil & Gas

Almacenamiento, endeble en cadena de suministro

Almacenamiento, eslabón endeble de la cadena de suministro

Almacenamiento, el eslabón endeble en la cadena de suministro 

El trabajo remoto ha moderado la movilidad en las principales ciudades de México, ocasionando un detrimento en el consumo de combustibles. Sin embargo, el país aún registra un déficit en infraestructura de almacenamiento, un punto crucial para la seguridad energética nacional.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha enfocado gran parte de su política económica en el sector energético. Lo anterior, persiguiendo el objetivo de aumentar la capacidad de refinación nacional y reducir la importación de combustibles. 

“Creo que la política energética del país debe enfocarse más allá de la estrategia de la refinación y voltear hacia la ampliación de la infraestructura de almacenamiento”. 

Esteban Rojas, analista independiente del sector energético.

A pesar de las inversiones en este ámbito, a inicios del año pasado, con la lucha contra el huachicol, quedó evidenciado el déficit de infraestrucutra de almacenamiento. Once estados sufrieron desabasto de gasolina debido al cierre de ductos y fue necesario realizar trasvases de buques a pipas; una maniobra inédita para un país con seis refinerías e infraestructura petrolera de más de 100 años.

Te recomendamos: Anticipando riesgos para el transporte

La situación se agudiza al considerar que México es uno de los principales consumidores de combustibles a nivel mundial, pues tiene un parque vehicular superior a los 30 millones de automóviles. Al respecto, un estudio reciente del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria mostró que la capacidad de almacenamiento de hidrocarburos del país creció 0.47%; en los últimos 17 años. En contraste, la demanda de combustibles aumentó 40% en ese mismo periodo.

Por su parte, el analista independiente del sector energético, Esteban Rojas, considera que la demanda de hidrocarburos es claramente mayor a la capacidad de suministro del país. Por lo tanto, señala, la infraestructura de almacenamiento de hidrocarburos es un problema que debe resolverse. “A mayor variedad de plantas de refinación, almacenamiento y transporte, mayor seguridad energética”, destaca el especialista.

También lee: Laboratorio para recuperación mejorada de petróleo

Sin embargo, considera Esteban Rojas, la infraestructura nacional de refinación, transporte, almacenamiento y distribución de combustibles presenta insuficiencias en su capacidad, desarrollo y mantenimiento; siendo el apartado de almacenamiento el eslabón más endeble de la cadena. “Estos rezagos, junto con la baja capacidad operativa de las seis refinerías del país, agudizan la dependencia de México a la importación de gasolina de mala calidad”, agrega.

Existen aproximadamente 70 proyectos privados de almacenamiento en proceso con una capacidad de acopio de 45.5 millones de barriles. Dichos proyectos contemplan una inversión total de 4,600 millones de dólares. Adicionalmente, apoyarían la capacidad de las 80 Terminales de Almacenamiento y Distribución de Pemex Logística. A pesar de ello, analistas consideran que México debería contar con al menos 250 terminales de almacenamiento para blindar al menos 15 días de capacidad de abastecimiento.

Así, Pemex, y ahora los actores privados, tienen un reto complicado. Ante la actual coyuntura global, deben ocuparse en elegir los proyectos con alta rentabilidad y mayor seguridad energética.

Related posts

CRE analiza limitar permisos para estaciones que no sean Pemex

Efrain Mariano

Mezcla de Pemex pierde soporte de 40 dólares

Efrain Mariano

Cumple 46 años el Colegio de Ingenieros Petroleros de México (CIPM)

Verónica Hernández