25 C
Mexico
noviembre 26, 2020
Artículos Oil & Gas Upstream

Refinar: mal negocio para Pemex

Refinación, mal negocio para Pemex: Ramses Pech

Por: Ramses Pech – Grupo Caraiva – León & Pech architect

Refinar no es negocio para Pemex, pero para la nación sí. La empresa continuará siendo de la familia sin importar sus pérdidas, debido a que las compensa al importar. Con esto, el país puede controlar el precio de salida en las TAR; ligado con el control del precio del mercado al definir cuándo aplica el estímulo a los combustibles y crear un espejismo al mercado abierto.

Para Pemex no es negocio la refinación con los altos costos actuales y que no bajan; pues todas las inversiones realizadas son de mantenimiento y no de una reconfiguración que permita aumentar el volumen de producto de salida. Lo anterior, al romper en una mayor cantidad las moléculas de carbón; e incrementar la rentabilidad al valor comercial de los productos de salida de una mayor comercialización en el mercado.

En México, el sistema de refinación continúa siendo incapaz perfilarse desde un punto de vista de negocio. Han catapultado a la Empresa del Estado como parte de la soberanía para cubrir la demanda del mercado. En este sentido, la empresa ha tenido que mutar de refinador a comercializador de combustibles para compensar las pérdidas originadas por los altos costos operativos que se han tenido. Además, éstos continuarán en función del tipo y porcentajes de salida de los productos a vender en el mercado. 

Recomendado: Realidad supera a la visión -Ramses Pech

En Pemex, el costo variable representa en promedio alrededor del 30% al 33% del porcentaje de la venta de un barril en dólares de petrolíferos; y la adquisición de la materia prima (crudo)equivale a un 65% al 70%. En consecuencia, hay un margen bruto en una banda de -2% a 2%. Estos valores comparados con otros negocios a nivel mundial se asemejan a un negocio familiar que se tiene por tradición y no por generar valor económico. 

Si no es un negocio para Pemex, ¿por qué continuamos pensando que lo es? Para la nación sí ha sido un negocio el mercado de combustibles al mantener un volumen cautivo de productos. En un principio fueron subsidiados y representaron egresos para la nación. A partir del 2015, se transformaron en ingresos, como se observa en la siguiente tabla la historia del IEPS.

2007200820092010201120122013201420152016201720182019
Total Ingresos2,485,785.02,860,926.42,817,185.52,960,443.03,271,080.13,514,529.53,800,415.63,983,056.14,266,989.54,845,530.34,947,608.35,115,111.15,384,984.3
IEPS gasolinas y diesel-48,324.0-217,609.13,203.1-56,153.3-145,679.1-203,084.3-85,996.2-12,846.8220,091.1277,263.9216,498.7187,666.0297,478.9
% Egreso (-) / Ingreso (+)-1.94%-7.61%0.11%-1.90%-4.45%-5.78%-2.26%-0.32%5.16%5.72%4.38%3.67%5.52%

Hasta antes del 2014 el IEPS era negativo. Actualmente Pemex fue beneficiada al reconocer costos que eran absorbidos por la misma; y que no permitían invertir en las plantas de refinar. Esto fue resultado de la decisión de mantener un precio que ayudara a conservar una inflación controlada. Lo anterior continúa no sólo por medio de subsidios; sino por la decisión de la aplicación de estímulos en función del precio de referencia del barril del crudo en refinerías en México y en el extranjero; como el precio de referencia libre abordo en mercados de los combustibles fuera de nuestro país.

Podría interesarte: ¿CFE, qué quiere?: Ramses Pech

El gasolinazo es una palabra mal empleada como un eufemismo político y no comercial; utilizado para definir el incremento o decremento del precio de los combustibles por una decisión de la administración en turno del país. Hoy día la decisión de bajar los precios dependerá de la SHCP. 

Dentro del precio unitario en el 2020, el precio en la bomba se contrajo a principios de marzo cuando el costo del barril empezó a disminuir por los efectos de la desaceleración de la demanda de combustibles. Alcanzó el máximo valor a aplicar en el IEPS a todos los combustibles y no ha bajado, ante un precio del barril contraído que beneficia a la nación, pero no a Pemex. La única que no ha perdido como parte de la integración del mercado de combustibles en el precio unitario ha sido la nación, como se observa en la tabla siguiente:

Fuente: Profeco/SENER. Observa que los que mas han perdido son las estaciones de servicio en su utilidad neta. 

¿Cuál ha sido el secreto para que Pemex se mantenga a flote en el negocio de los combustibles? La respuesta está en la confección híbrida creada por añadidura y no por definición de la estrategia del negocio de importación. Esto ha representado un alivio financiero para Petróleos Mexicanos ante las pérdidas operativas en cada refinería; al eliminar costos variables operativos; logística; almacenamiento, mantenimiento, inversiones y operación. Igualmente, al comprar combustibles a refinadores en el extranjero. Evaluando esta combinación actual, la empresa obtiene márgenes por arriba de los dos dígitos; y eso lleva a una ganancia por cada litro vendido en las terminales de almacenamiento y reparto (TAR) entre 1 a 1.50 pesos. 

Puede interesarte: Divisas para México, ¿son importantes?

Ahí está la necesidad de eliminar la asimetría del precio en estos centros para decidir a quién y de cuánto es el descuento que puede dar a los comercializadores y distribuidores; en función de qué tan clientes son de la franquicia. Así, Pemex requiere realizar y revisar las mejores prácticas operativas de refinerías que están migrando a crudos más ligeros; y que han podido mantener márgenes positivos como lo observado en el reporte de la OPEP del mes de agosto. En EUA indican un promedio por arriba de los 6 dólares, como Valero, Shell y algunas empresas de Europa.

Entonces, decir que el precio de los combustibles ha sido por una decisión de una administración, es incorrecto. Debido a que del 35% al 40% representan impuestos por cada litro despachado en la bomba de servicio y el costo directo se controla por medio de la importación ante la ineficiencia operativa de las refinerías. Esto, al tener un alto costo variable que limita un mejor margen para la empresa; lo cual, para la nación, representa un buen negocio al controlar la forma de comercializar por medio de la Empresa Productiva para poder asegurar ingresos por medio del IEPS en forma directa a los ingresos del país.

Related posts

Léxico erróneo y nuevo negocio mundial de energía

Energy & Commerce

Renuncia comisionado Gaspar Franco a la CNH

Verónica Hernández

Precio de gasolina acumula caída de 75% en el año

Efrain Mariano