Artículos Rosanety Barrios

Nuevo plan de negocios de Pemex. La realidad se impone

Pemex desembolsará 41 mdd en pozo Popte-1EXP

Nuevo Plan de Negocios de Pemex. La realidad se impone. Por: Rosanety Barrios

Con fecha 22 de marzo de 2021, el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos aprobó el nuevo Plan de Negocios (PN) de la empresa productiva del Estado, para el periodo 2021-2025. Veamos los principales objetivos y cambios respecto al publicado por esta misma administración, mismo que abarcaba el periodo 2019-2023.

Empecemos por el objetivo en materia de producción petrolera: El PN 2019-2023, establecía un objetivo de 2.69 millones de barriles por día al cierre de la presente administración; que se conseguiría a través de la explotación de aproximadamente 100 nuevos campos estratégicos; los cuales se darían a conocer en grupos de 20 por año. Esa meta, implicaba un aumento de la producción de 1 millón de barriles diarios, respecto del nivel, esta administración recibió.

Lo que realmente sucedió es que solo se dieron a conocer los primeros 20 campos estratégicos y que, de ellos, solamente 17 tienen plan de trabajo aprobado. La nueva versión del PN, establece como meta de producción al 2024, 2.16 millones de barriles en el escenario base (533 mil barriles menos a lo originalmente estimado). Resulta relevante recordar que el nivel de producción reportado por Pemex a febrero del 2021, con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos; es de 1.63 millones de barriles al día, de tal forma que la nueva meta, si bien es menor a lo originalmente planteado, sigue pareciendo muy optimista.

Destaca en el PN nuevo, que la expectativa de procesamiento de ese crudo en las refinerías nacionales aumentó. Esto es resultado de la decisión formal en dejar de lado la rentabilidad; dado que, su producción de combustóleo es y seguirá siendo elevada y, por lo tanto, aportando pérdidas a la EPE.

Lee también: Se necesitará petróleo hasta 2050: AMLO

Es decir, que el compromiso político de elevar la producción nacional de gasolinas sigue adelante; lo cual obliga a la empresa del Estado a depender de aportaciones gubernamentales crecientes. Esta expectativa se basa tanto en la entrada en operación de Dos Bocas en 2023; como en un nuevo tren de refinación en Cadereyta. Hasta el momento, solo hay certeza sobre el financiamiento de Dos Bocas, con fondos federales.

La conclusión, sobre este plan de negocios es que todo se resume a la producción de petrolíferos, sin importar su costo. Los supuestos se antojan, muy difíciles de cumplir y desafortunadamente; en materia de metas ambientales, solo se presenta un objetivo bastante pobre de re utilización del agua en las refinerías. Imposible no sentirse preocupado por el futuro de la empresa del Estado

Related posts

Ponen en marcha STATCOM Ingeteam

Energy & Commerce

Nueva Zelanda crea ley para el impacto ambiental

Energy & Commerce

Biden decreta nuevo día feriado oficial en EU

Energy & Commerce