Oil & Gas

Interferencia atípica de producción entre pozos

La interferencia atípica de producción entre pozos que muestran un comportamiento dinámico complejo

La interferencia atípica de producción entre pozos que muestran un comportamiento dinámico complejo, caso pozo J-21C.

El presente trabajo mostró el análisis multidisciplinario que permitió comprender los efectos de producción observados en el pozo J-21C al cierre del pozo J-43; el cual debido a una obstrucción por sólidos se reparó mediante una reentrada incorporando producción de aceite y gas sin agua.

Durante el estudio, calibración del análisis estático con el análisis dinámico permitió dar sustento a las actividades incrementales con las que aún cuenta el pozo.

En este artículo se planteó una metodología a seguir que permita definir actividades incrementales bien enfocadas; con sustento técnico maximizando la recuperación de reservas con la optimización de recursos.

Al incorporar la metodología de estudio fue posible comprender a que están asociadas las diferencias del potencial productivo de los pozos en estudio.

Las calibraciones de datos de producción con análisis de facies e interpretación petrofísica permiten detectar oportunidades con sustento técnico.

Te puede interesar: Análisis estructural y modelización 3D

La identificación de problemáticas de los mecanismos de invasión de agua permite a los especialistas establecer en qué casos es conveniente efectuar cambios de intervalo; o si se opta por estrategias de reubicación de pozos mediante reentradas.

En el caso de estudio presentado se encontró que el intervalo disparado en el pozo J-21C se encuentra en la unidad de litofacies B; la cual no posee buenas características para producir en esa zona.

El potencial de aceite observado en el pozo J-21C en la formación KM proviene de la unidad de litofacie A, a través de una anomalía en el liner de 5; del análisis aquí dispuesto es posible establecer que la reparación mayor del pozo J-21C podría incorporar mayor producción de aceite al disparar la anomalía productora contactando una mayor área de flujo.

También te puede interesar: Análisis geomecánico del subsuelo

Aplicando la metodología dispuesta fue posible asegurar el éxito de la reentrada del pozo J-43 el cuál incorporó producción de aceite y gas sin presencia de agua.

De acuerdo al análisis de litofacies es posible establecer que la mejor zona para reubicar pozos es en la parte SW del Bloque I; hacia la zona productora del pozo J-23 donde actualmente se está perforando la reentrada del pozo J-61.

Los ingenieros Anel Margarita Olmos Montoya, Luis Humberto Santiago García y Enrique Morán Montiel presentaron el trabajo sobre interferencia atípica en la reciente edición del Congreso Mexicano del Petróleo.

Related posts

Pemex aumentará prospectos a perforar en Chalabil

Efrain Mariano

Mezcla con pizarras positivas: +4.36% a 27.71 dpb

Efrain Mariano

Avanza construcción de áreas verdes en Dos Bocas

Efrain Mariano