Industria 4.0 Negocios Industriales

Digitalización en industria química crece 30% la producción

Industria química y digitalización

Digitalización en la industria química aumenta hasta 30% la producción

La digitalización en la industria química representa oportunidades para aumentar la producción, disminuir costos y tiempo de comercialización. Es capaz de aumentar hasta un 30% la producción de la fábrica, reducir hasta en 12% los costos operacionales; disminuir el tiempo de inactividad no planificado en un 55%; y aumentar hasta un 90% la calidad, de acuerdo con George Young, director ejecutivo de Kalypso. 

Durante el foro “Adaptarse a la nueva normalidad digitalizando sus operaciones químicas” en Automation Fair At Home, George Young expuso que el hilo digital es un flujo continuo de datos que conecta los procesos empresariales a lo largo de la cadena de valor para lograr un crecimiento; mejorar la excelencia operativa y mitigar riesgos. “Cuando vemos toda la empresa, pensamos en ella en términos de descubrir, crear, fabricar y vender. Esos son los componentes principales de una cadena de valor de una empresa conectada”, señaló el director ejecutivo de Kalypso. 

En la etapa de descubrimiento, resaltó que se mejora la toma de decisiones; mientras que en la etapa de creación se combinan experiencias físicas y digitales para obtener información clave de los productos. Es aquí donde el gemelo digital comienza a entrar en juego para aportar valor, predecir el rendimiento y optimizar operaciones.

También lee: Bombeo Vann Pumping, una alternativa para aumentar producción petrolera

Respecto al proceso de fabricación, George Young expuso que hay grandes oportunidades sobre el uso de la realidad aumentada y automatización de los sistemas. A lo largo de todo el proceso se realizan modelados utilizando fuentes de datos que, si bien han existido durante años en la industria química; “lo que ha cambiado es la capacidad de los ordenadores para extraer y almacenar datos, procesarlos y aprender de ellos”, comentó el ejecutivo. 

Una de las herramientas que en la actualidad ayuda a mejorar la toma de decisiones es el gemelo digital, que es una “representación superior” de una entidad o sistema a lo largo de su ciclo de vida mediante el uso de datos exhaustivos, análisis, simulaciones y emulaciones. Incorpora modelos moleculares, físicos, de automatización, de realidad aumentada y analíticos para digitalizar eficazmente el proceso de fabricación. 

Puesto que existen todos estos tipos de modelos para obtener y desbloquear datos, señaló George Young, el gemelo digital va más allá de una representación analógica. “Podemos mejorar la innovación porque aprendemos más de los gemelos digitales; y, en consecuencia, lanzar productos al mercado más rápidamente”, precisó. 

Asimismo, explicó que la tendencia para este sector es la digitalización, que incluye la inteligencia artificial, realidad aumentada, gestión del ciclo de vida de los productos, modelado, simulación y emulación; así como los gemelos digitales y operaciones conectadas. También destacó la sostenibilidad, que se traduce en menor consumo de recursos y energía; la innovación para satisfacer las demandas de calidad, diferenciación y durabilidad; y la globalización y los precios bajos de las materias primas, gracias a lo cual las empresas podrán invertir en mejoras de ingeniería y eficiencia operativa. 

Podría interesarte: Rockwell Automation trabaja en el futuro de la automatización industrial

Por su parte, William Grieco, CEO de RAPID Manufacturing Institute, destacó que actualmente los mayores consumidores de energía en el sector manufacturero son las industrias de procesos. “Por esto, estamos trabajando colectivamente para cambiar la forma en que se diseñan, desarrollan e implementan los procesos para ser más flexibles, ágiles y resilientes”, lo cual contribuirá a operaciones más sostenibles, señaló William Grieco.

En este sentido, en Manufacturing Institute trabajan para construir una comunidad alrededor de la “intensificación de procesos químicos modulares” (MCPI, por sus siglas en inglés). Este concepto consiste en repensar los procesos para mejorar el rendimiento y cambiar el paradigma de operaciones unitarias a un paradigma integrador. 

Entre sus ventajas competitivas se encuentran la producción distribuida y automatizada, mayor calidad y eficiencia, y la reducción del tiempo para la puesta en marcha. A través del MCPI, es posible reinventar el paradigma del costo de capital; avanzar hacia un equipo, sensores y controles estandarizados; tener menor variación en la calidad del producto; y reducir considerablemente la generación de residuos. 

En un año en el que predominaron los desafíos para continuar con las operaciones de forma segura y suministrar productos farmacéuticos oportunamente, las nuevas tecnologías fueron vitales para la industria química. Por esto, la automatización, la inteligencia artificial y los gemelos digitales son herramientas que seguirán siendo tendencia para aumentar la productividad, calidad y velocidad. 

Por: Miroslava Fuentes

Related posts

Herramienta para aseguramiento de flujo: IMP

Aldo Santillán Alonso

Ingresos petroleros están cubiertos: Hacienda

Efrain Mariano

Beneficios industriales: FactoryTalk InnovationSuite

Energy & Commerce