Negocios Industriales Negocios y Finanzas Oil & Gas

Evitando asaltos en gasolinerías

evitando asaltos

¿Cómo se están evitando los asaltos en gasolinerías recientemente? Por Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial®

La mejor forma de brindar soluciones integrales de seguridad en gasolinerías, es a través de protocolos efectivos. En combinación con el uso de tecnología de última generación operada por profesionales en el ramo.

Los asaltos a mano armada son comunes en las gasolinerías en México. Pero ahora con las crisis económicas de los últimos años se ha “puesto de moda” nuevamente un modus operandi ya conocido, pero poco utilizado. Los asaltantes se hacen pasar por clientes, llenan su vehículo con toda normalidad. Incluso a veces con mujeres y niños a bordo de la unidad para aparentar situaciones familiares. Y justo a la hora de pagar, se dan a la fuga. Algunas veces empleando armas blancas para amenazar a los despachadores que se atreven a encararlos.

La serie de robos ocurridos de este modo en gasolinerías de diversas ciudades del país, como Toluca y Puebla, principalmente, donde se han llegado a cometer hasta 25 delitos diariamente. Ha generado cierta alerta social y cuantiosas pérdidas económicas para los empresarios de este ramo.

Sistemas tecnológicos de seguridad

Por fortuna, algunas gasolinerías han estado trabajando con sus socios de seguridad privada para resolver eficientemente esta nueva problemática. Mediante sistemas tecnológicos que integran avanzadas cámaras de vigilancia que cuentan con reconocimiento facial, de matrículas. Y la implementación de protocolos específicos de personal de seguridad sumamente capacitado, se ha podido identificar y desmantelar a ciertos grupos criminales que actúan de esta manera.

Hablemos de un caso en concreto sobre una banda de asaltantes que operaba en el Estado de México. En una gasolinería cerca a Lerma llegó uno de los autos con placas que habían sido previamente identificadas como parte de esta red criminal. Las avanzadas cámaras de seguridad con reconocimiento de matrículas dispararon automáticamente la alarma y de inmediato inició un protocolo de reacción en el C5 de la empresa de seguridad privada. Por lo que el despachador y el guardia asignado a ese establecimiento se alertaron momentos antes de empezar a despachar el combustible.

Al sentirse descubiertos, los ladrones se dieron a la fuga sin saber que ya se implementaba un operativo para detenerlos. En coordinación con las cámaras del C5 de Toluca, se logró ubicar uno de los centros operativos de estos ladrones. Dio la casualidad de que cuadras antes de llegar, los ladrones recogieron a dos compañeros que se dedicaban a lo mismo. Y justo al llegar a su destino, también lo hacían 2 importantes líderes de esta banda de delincuentes. Por lo que se aprovechó la ocasión para que todos fueran detenidos y puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

También te puede interesar: Se contraen 75% permisos de nuevas gasolineras: Ampes

Todo esto se logró por el análisis de inteligencia entre las placas reportadas y captadas por las cámaras, pero también con el análisis de rostros. Gracias a que en diversas gasolinerías de Toluca unos meses atrás, se instalaron e implementaron los sistemas. Y que brindaron información valiosa a las autoridades para el
levantamiento de las carpetas de investigación correspondientes.

En días posteriores se montaron operativos en coordinación con autoridades locales que lograron la captura de 6 integrantes más de esta banda dedicada al robo de gasolinas en otros dos municipios del estado.

La mejor forma de brindar soluciones integrales de seguridad, de solucionar los problemas de seguridad de los clientes del ramo de las gasolinerías, es a través de protocolos efectivos. En combinación con el uso de tecnología de última generación operada por profesionales en el ramo.

Indudablemente, las gasolinerías enfrentan un grave problema de inseguridad, que se incrementó con el desconfinamiento, sin embargo, lo importante aquí son los protocolos tecnológicos.

A diferencia de otros países donde primero pagas y luego abasteces, en México sucede al revés. Por otro lado, el delincuente puede ir armado y el vehículo, que normalmente pesa más de 1,000 kilos, es un arma también si impacta contra una persona en su intento de fuga. Además, si esa persona ya robó, hay alta probabilidad de que repita. Por eso los protocolos tecnológicos deben estar adaptados a estas circunstancias, pues hay muy pocos segundos para reaccionar, para generar un reporte a Seguridad Pública. Pero la capacitación del elemento de seguridad privada para utilizar oportunamente sus equipos de telecomunicaciones y activar las alarmas correspondientes brindan tiempo de anticipación muy valioso para evitar robos.

Relacionado: Revisarán permisos de gasolineras: Nahle

Esa ventana de oportunidad del delincuente se reduce con nuestra tecnología, pero también con nuestra presencia. Si el personal está armado, debe poder comunicarse rápidamente con su central (en este caso con el C5) y coordinarse para posicionarse enfrente, para evitar que el delincuente se dé a la fuga. Tenemos protocolos y medidas de refuerzo que el delincuente ignora y no sabe cómo va a reaccionar el personal armado.

Por eso la implementación de sistemas de seguridad de última generación, con protocolos tecnológicos y personal de confianza es una forma muy efectiva de ponerle un alto al robo de gasolinas.

Related posts

AMLO hace llamado a denunciar el huachicol

Efrain Mariano

Monitoreo de yacimientos: Caso Ayatsil BKS

Efrain Mariano

Análisis de mapas para rasgos estratigráficos

Efrain Mariano