7.3 C
Mexico
octubre 18, 2019
Oil & Gas

USD 152 mil millones en inversiones para operaciones submarinas

La necesidad de sistemas de producción y procesamiento submarinos está creciendo de manera significativa en las principales regiones productoras de África, América Latina y Medio Oriente. De acuerdo con la firma Westwood Global Energy Group, las previsiones exclusivamente para este tipo de operaciones, a nivel mundial, alcanzarán inversiones por 152 mil millones de dólares durante el periodo 2019-2023.

Con lo anterior, se confirma que los proyectos “subsea” cada vez cobran mayor relevancia para la exploración y producción offshore. En el caso particular del Golfo de México, según Westwood, las actividades “subsea” aumentarán de manera gradual en el futuro cercano, especialmente por la llegada proyectos como la plataforma flotante Appomattox de Shell y la plataforma gigante Mad Dog Phase 2 de BP. 

En la Costa Oeste de África, el Triángulo Dorado del Sureste Asiático, en el Golfo de México, y por supuesto, en el Ártico, las operaciones en alta mar se están expandiendo a gran escala. En México, Marinsa se destaca como una de las compañías nacionales que integra, en un mismo servicio, tanto la realización de estudios del fondo marino con apoyo de ROVs y equipos Survey de última generación, como en la solución logística de estos proyectos en sus propias embarcaciones especializadas y adaptadas para estos trabajos.

El último año su experiencia superó más de 30 levantamientos Geofísicos y estudios Geotécnicos en plataformas y corredores, realizados tanto para compañías privadas internacionales como para PEMEX, en aplicaciones como mapeos de lechos marinos e inspecciones para la instalación de estructuras marinas y patas de plataformas, así como el tendido de tuberías submarinas, entre otros. De acuerdo con Sergio Suárez, Director de Estrategia de Marinsa, la compañía cuenta, además, con la capacidad de realizar dragados e instalación de colchacreto.

A medida que continúen los descubrimientos de reservas en regiones más profundas, el mercado offshore acelerará su ritmo, haciendo extremadamente necesaria la tecnología submarina de punta para que la recuperación sea económicamente factible. La importancia de los proyectos “subsea” se amplifica considerando que, en gran medida, gracias a los estudios del lecho marino y a los equipos de última generación que facilitan operaciones bajo el agua, es posible el desarrollo productivo Oil&Gas en offshore.

Related posts

Prohibición de fracking quebrantaría inversiones por 1,300 mdd en 2020

Aldo Santillán Alonso

Pemex evacúa personal de Pajaritos por amenaza de Bomba

Efrain Mariano

Más de la mitad de los recursos prospectivos* de México se concentran en 2 cuencas petroleras

Aldo Santillán Alonso

Leave a Comment