Especiales

UAT, el puente eficaz entre el conocimiento y la industria

La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), dirigida por el rector José Andrés Suárez Fernández, encabeza un proyecto integral encaminado a potenciar la industria energética y ambiental del Estado y de la región noreste del país. De modo que, el Ingeniero José Andrés Suárez Fernández ha reenfocado el programa académico de la máxima casa de estudios de Tamaulipas. Por lo tanto, dicha orientación va hacia el aprovechamiento de las condiciones geográficas, naturales y humanas de la entidad. Lo anterior, a partir de la innovación, la tecnología y la excelencia.

Por otro lado, Tamaulipas tiene 370 kilómetros de frontera con Estados Unidos, 433 kilómetros de orilla con el Golfo de México y 80,249 kilómetros cuadrados de tierra fértil para las energías renovables e infraestructura energética. Sobre todo, es un corredor estratégico del país. Representa la ruta más corta desde Asia para llegar al centro de Estados Unidos y el sureste de Canadá

“Lo que buscamos es que alumnos, profesores e investigadores puedan desarrollar e incrementar sus habilidades en el ramo eléctrico, electrónico y científico, para contribuir en el desarrollo de la industria energética y verde del estado”, resaltó el Ingeniero Suárez Fernández.

También te puede interesar: Presentan proceso de compra-venta de energía eléctrica a industriales en Tamaulipas

Actualmente, la UAT, a través del Centro de Vinculación y Actividad Empresarial (CUVAE), brinda soporte técnico especializado a las empresas en materia de energía y medio ambiente y estudios de línea base ambiental. De igual modo, ofrece estudios de evaluación de impacto social, caracterización de suelos contaminados por hidrocarburos; prevención y control de la contaminación ambiental, calidad ambiental, conservación de los recursos naturales y sustentabilidad.

“Nuestra experiencia de 25 años de vinculación con los sectores productivos representa nuestra principal fortaleza para poder brindar soporte técnico al sector energético y ambiental”, resaltó el rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Además del soporte técnico, la UAT cuenta con una aeronave Cesna 402C equipada para la obtención de modelos de elevación precisos, mediante tecnología LiDAR y fotogrametría para generar altimetrías, planimetrías, curvas de nivel hasta 30 cm, volumen de vegetación, biomasa y escenarios virtuales 3D del terreno. De la misma manera, realiza estudios físicos, biológicos, químicos y geológicos y de levantamiento de fondo marino.

Compromiso integral con la excelencia

La Universidad Autónoma de Tamaulipas, con el apoyo de la Comisión de Energía del Estado y de la empresa de participación estatal TAM Energía Alianza, trabaja en conjunto con el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) en un proyecto para acelerar la industrialización del gas natural.

Por lo tanto, “la TAM Energía Alianza nos ha asignado un contrato para agilizar un acceso a un ducto para industrializar el gas natural; es un proyecto en camino, un proyecto firmado que busca consolidar al gas natural como el energético de transición de los próximos 30 años”, explicó.

Simultáneamente, como parte de su compromiso integral con el desarrollo académico y profesional, la UAT posee el Centro de Innovación Tecnológica (CIT), que, en palabras del Ingeniero Suárez Fernández, fortalece la investigación y el desarrollo de recursos humanos y tecnológicos del Estado.

Conoce más sobre la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT)

“El objetivo inicial de la Universidad al crear el CIT era generar dinero para apoyar investigaciones, pero después de un crecimiento inesperado, nos volteó a ver el sector energético, incluyendo la Comisión Federal de Electricidad, que nos preguntó por unos estudios de riesgo ambiental y nosotros le otorgamos resultados por arriba de sus expectativas”, recordó.

El CIT consta de laboratorios en diferentes áreas, principalmente en radio frecuencias, sistemas de control automático, dispositivos electrónicos, mecatrónica y optoelectrónica.

Sistema de reconocimiento fotográfico

Para hacer frente a los retos y desafíos de la actual industria petrolera del país, que cada vez exige más innovaciones y avances tecnológicos, los ingenieros de la Universidad Autónoma de Tamaulipas desarrollaron un “drone” para ofrecer “topografía a detalle” mediante la toma de fotografías aéreas.

“Es un sistema de reconocimiento fotográfico, único en la industria energética, cuyas fotografías aéreas ayudan a recolectar datos geográficos para la evaluación de proyectos de infraestructura”, explicó el Ingeniero Cutberto Paredes.

La eficiencia y la reducción de costos son beneficios intrínsecos del vehículo remoto no tripulado, pues puede tomar hasta 300 puntos por metro, mientras que un topógrafo convencional puede levantar un punto por cada 10 o 15 metros. “Con la topografía a detalle ayudamos a reducir costos y tiempos, trabajamos en las actividades previas a la construcción de la infraestructura y hacemos levantamientos en 3D, porque podemos hacer tomas desde diferentes ángulos y desde satélites”, ahondó.

Related posts

Tercerización de servicios, el soporte legal de la eficiencia

Energy & Commerce

Endress+Hauser, visión hacia el futuro en tecnología

Energy & Commerce

Hannover Fairs México celebrará Industrial Transfomation México, Solar Power México y Ecomondo en León, Guanajuato

Energy & Commerce

Leave a Comment