Columnistas Distribución Generación Generación Eléctrica Rosanety Barrios Transmisión

Subsidios directos y cruzados en CFE

Rosanety Barrios, Subsidios directos y cruzados CFE

Subsidios directos y cruzados en CFE: estrategia que destruye bienestar

La política pública vigente en materia eléctrica tiene una sola meta: bajar las tarifas eléctricas. Este loable objetivo contribuye a mejorar el poder adquisitivo de los ciudadanos y, por lo tanto, crea bienestar; pero la manera en que se alcance puede modificar sustancialmente el resultado final. 

En esta ocasión voy a omitir de mi análisis el impacto en la salud pública de producir con fósiles, especialmente diésel y combustóleo, y sólo me concentraré en lo que parece ser la estrategia financiera. Para bajar las tarifas, la propuesta es que la CFE genere más y sustituya la generación privada. 

Pasemos entonces a la ruta trazada por esta administración para llegar a dicha meta, esto es, el uso de subsidios directos, otorgados por la SHCP; y la transferencia de renta de otras subsidiarias para lograr sostener las tarifas sin mayores variaciones, al menos en el corto plazo. Para hacerlo, revisemos la información brindada por la CFE en la cuenta pública 2019 por CFE Suministro Básico (CFESB). En el cuadro anexo se observa que, al cierre de 2019, los costos fueron 20% más altos a los ingresos. 

Relacionado: Seguridad de despacho y eficiencia económica

Por lo tanto, para que CFE subsista y no suban las tarifas, se requiere de un subsidio. En 2019, CFESB requería de 82,414 millones de pesos para cubrir todos sus costos. SHCP le entregó $75,185 millones y ojo: las subsidiarias de Transmisión, Distribución, y CFEnergía le transfirieron $17,917 millones; de forma tal que, al cierre de 2019, CFESB terminó con un superávit de $10,688 millones. En las notas a los estados financieros de CFESB, nos explican que ésta realiza un cargo por demanda garantizada a CFE Transmisión, CFE Distribución y CFEnergía. 

Es aquí en donde quiero llamar su atención: nos han dicho muchas veces que Transmisión pierde y que Distribución sufre de robos de energía que no puede combatir, porque no tiene presupuesto para equipos modernos que inhiban este comportamiento. Pero lo que vemos en la cuenta pública es que el dinero que recaban esas subsidiarias vía tarifas, en lugar de ser invertido en la expansión y modernización de sus redes, se utilizan para evitar que las tarifas residenciales (al menos aquellas que califican para ser subsidiadas), suban. 

Recordemos que, al destinar tanto dinero público al subsidio, se desatienden áreas fundamentales, lo que implica una destrucción del bienestar social. Es decir, que esta no es una estrategia ganar-ganar. 

Related posts

CFEnergía e Iberdrola México firman contrato de suministro de gas

Aldo Santillán Alonso

PROFEPA clausura Industria de Motores Eléctricos

Aldo Santillán Alonso

Tecnología y solución para baja y media tensión

Energy & Commerce