Artículos Oil & Gas

Plataformas petroleras en riesgo

Plataformas petroleras en riesgo. Por: Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial.

México, es uno de los cinco países con mayor robo de petrolíferos en el mundo, donde los “huachicoleros” sustraen combustible tanto por tierra como en altamar. El Gobierno asegura que esta práctica se ha reducido hasta un 95%, mientras que los analistas, por su parte, consideran que esa cifra no necesariamente representa la realidad, puesto que el robo en las plataformas petroleras de nuestro país se ha intensificado en los últimos 3 años y por cada atraco los “huachicoleros náuticos” sustraen entre 600 y 800 mil litros de combustible.

De acuerdo con cifras de Pemex, en el Golfo de México hay 235 plataformas petroleras donde no sólo se roban los petrolíferos, también se han llevado equipo muy costoso, materiales de construcción y hasta herramienta especializada, causando pérdidas que rebasan los 230 millones de pesos, tan solo en 2020.

La situación de inseguridad en la industria petrolera es tan grave y complicada que la Secretaría de Marina acaba de anunciar que fabricará 30 embarcaciones de respuesta inmediata para efectuar operaciones de persecución e intercepción de naves pirata.

Lee también: CFE Generación V recupera 213 mdp en 1T21

Aunque la estrategia es correcta, evidentemente no garantizará la seguridad del sector privado puesto que estarán destinadas a proteger instalaciones federales, principalmente. Si consideramos, que cerca del 25% de los petrolíferos pertenecen a empresas importadoras privadas; la energía es un insumo presente en todos los sectores de la economía y del gobierno.

La seguridad energética, debería estar garantizada para todo el sector, sea de dominio público o no. Sin embargo, el sector privado solamente cuenta con apoyo federal para atender emergencias de manera reactiva; por lo cual no tiene otra alternativa que blindarse de la delincuencia, mediante sus propios recursos. Es conveniente que los propietarios o concesionarios de infraestructuras petroleras generen planes conjuntos con sus socios de seguridad privada; que permitan estar un paso adelante de los traficantes de combustible; mediante el desarrollo de estrategias de disuasión y detección preventiva de robos.

Asimismo, es necesario que su infraestructura cuente con barreras físicas de protección perimetral con alto nivel de resistencia contra ataques y sean altamente disuasivas; es decir, que generen efectos sobre la percepción de los atacantes de que sus “esfuerzos” pueden ser infructuosos. Además, en caso de algún suceso no deseable; es preciso que cuenten con guardias de seguridad especializados en el sector; que puedan atender las tareas de vigilancia con gran calidad y profesionalismo; acorde a las necesidades de la industria para reducir el robo de hidrocarburos en México; que parece no disminuir en la administración actual

Related posts

Soluciones verdes para la industria: Alpha y Omega en Green Expo

Saúl Olvera

Hitachi ABB: hacia la neutralidad de carbono

Energy & Commerce

Juez suspende Ley de Hidrocarburos

Efrain Mariano