Alejandro Desfassiaux Oil & Gas

Detección de riesgos, valor agregado de la seguridad privada

La industria del petróleo requiere de instalaciones que se encuentran ubicadas remotamente y están expuestas a diversos riesgos

Dada su naturaleza, la industria del petróleo requiere de instalaciones que se encuentran ubicadas remotamente y están expuestas a diversos riesgos; al igual que el personal que labora en ellas.

Por una parte, se enfrentan constantemente a actos de vandalismo, sabotaje y robo por parte de grupos delictivos; por otra están expuestos a accidentes ocasionados por las condiciones climáticas extremas, el uso de químicos y el deterioro de la maquinaria que se utiliza. Sobre todo cuando no se implementan mantenimientos periódicos.

Precisamente por falla de un equipo y por falta de supervisión de personal capacitado, ocurrió recientemente una fuerte explosión de Pemex en Campeche. Dejó a 5 personas sin vida, otras 6 heridas, así como pérdidas económicas por 24.9 millones de pesos diarios al dejar de producir 421,000 barriles de petróleo.

En varias ocasiones, las empresas de seguridad privada profesionales han logrado evitar catástrofes de esta naturaleza o mitigar al menos su impacto. Esto debido a que cuentan con equipo de última generación y cámaras térmicas sofisticadas, que no sólo identifican a individuos no autorizados en zonas remotas que intentan robar o sabotear algún equipo.

Sino que a la vez pueden detectar cambios súbitos de temperatura en diversas tuberías y maquinarias esenciales de todo el complejo industrial; son señales indiscutibles de que un incidente está a punto de ocurrir.

Un ejemplo de esto, sucedió en una planta de producción de gas en el norte del país. Ante el desprendimiento de una roca de una ladera contigua (que impactó el tanque de una pipa que estaba llegando al complejo); fue posible para el socio de seguridad privada local detectar esta anomalía con el cambio repentino de temperatura a un costado de dicho tanque.

Gracias al monitoreo de las cámaras térmicas ultra sensibles que se utilizan. La notificación del suceso se dio de manera inmediata a los responsables de la planta; por lo que se pudo salvaguardar la vida de decenas de personas que se encontraban en el área, al mismo tiempo que se protegían las instalaciones del cliente.

A pesar de que detectar este tipo de riesgos o vulnerabilidades no se encuentra dentro de la función principal de la seguridad privada, el complemento de equipos de vanguardia con personal altamente capacitado y proactivo para la toma de decisiones oportunas, hacen la mancuerna perfecta para reaccionar ante otro tipo de anomalías, que no son propiamente ocasionadas por el crimen organizado.

Esto hace que las empresas de seguridad privada de calidad se estén convirtiendo cada vez más en socios muy efectivos del sector energético; manteniendo la productividad constante y a salvo colaboradores y recursos por igual.

La innovación tecnológica en seguridad ha crecido de manera exponencial. Por ejemplo, algunas cámaras cuentan con sistemas de análisis de video y audio para proteger los perímetros; con aprendizaje automatizado o inteligencia artificial para detectar situaciones de riesgos mediante el análisis de situaciones.

Si detectan la presencia de gente sospechosa alrededor de las instalaciones; o si identifican situaciones fuera de lo habitual en la operación, emiten una alerta automática.

Podría interesarte: Recurso humano y tecnología, claves para GMSI

Cualquier empresa está sujeta a riesgos no controlados que pueden poner en peligro su integridad o existencia.

Las estrategias de seguridad pueden minimizar los riesgos, pero no anularlos; siempre existirá la posibilidad de que pueda ocurrir una contingencia debido a las operaciones incorrectas, accidentales o por fenómenos naturales.

Sin embargo, nunca está de más contar con una empresa de seguridad privada que entienda estos riesgos y apoye a su cliente; más allá de su labor primordial, que es brindarle seguridad para su tranquilidad.

Siempre es un valor agregado que se puedan detectar ciertas vulnerabilidades; en la maquinaria y en los procesos de producción, para así mitigar otros riesgos que amenazan la seguridad de las instalaciones y del personal.

Por Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial®

Related posts

Feria de la Automatización 2018 – Endress+Hauser, innovación y tecnología de punta

Aldo Santillán Alonso

Transición Energética en: Petróleo y Gas

Energy & Commerce

Grupo México apunta a inversiones de 2,153 mdd en 2021

Efrain Mariano