Especiales

Appomattox, una historia de eficiencia e innovación

La plataforma, una estación semi-sumergible, representa la piedra angular en la estrategia global de aguas profundas de Shell. Con el objetivo de impulsar una producción segura, competitiva y rentable en los próximos años. Con Appomattox, Shell se convierte en líder en el Norphlet, el primer descubrimiento comercial para la industria en esa formación de aguas profundas del Golfo de México. La plataforma se encuentra a 80 millas (129 kilómetros) costa afuera de Luisiana. Es una instalación semi-sumergible que pesa 125,000 toneladas métricas, equivalente al peso de un portaaviones, y está sujeta a, aproximadamente, 7,400 pies (2,255 metros) del agua, similar a cinco edificios del tamaño del Empire State.

Para Shell, Appomattox es una historia de eficiencia a través de la innovación. La firma angloholandesa aprovechó su experiencia de proyectos anteriores exitosos en el Golfo de México para agilizar el desarrollo y la ejecución de la plataforma semi-sumergible. Lo anterior, realizando ahorros de costos significativos sin comprometer sus estándares de seguridad. Hasta el momento, a través de la planificación de desarrollo optimizada, mejores diseños y la ejecución de perforación experta, Appomattox ha realizado reducciones de costos de más de 40%.

Appomattox marca el siguiente capítulo importante en la larga y exitosa historia de Shell en aguas profundas del Golfo de México. Por sí solo, Appomattox es el más reciente ejemplo de su compromiso con la eficiencia y la innovación. Fue diseñado con la intención de ser la pieza central del emergente campo de Norphlet. Caracterizado por un aceite de buena calidad, sirviendo como un centro para los campos descubiertos de Shell en esas aguas.

También te puede interesar: Royal Dutch Shell perforará primer pozo en México en diciembre

La producción estimada de Appomattox es de 175,000 barriles equivalentes de petróleo por día. Sin embargo, tiene expectativas de alcanzar mayores niveles por el amplio flujo de recursos en el prolífico campo Norphlet. Lo anterior, podría ofrecer una producción adicional en el futuro por posibles descubrimientos cercanos al campo.

Shell es un jugador dispuesto y capaz en la transición energética. Adapta habilidades, alcances y expectativas; todo ello con el objetivo final de mantener un modelo de negocio sostenible. Sus recientes inversiones en exploración y desarrollo en alta mar en Brasil, México y en el Golfo de México de Estados Unidos, confirman su compromiso en aguas profundas.

Shell está convencido de que las tecnologías avanzadas, con un enfoque innovador, son esenciales para operar de manera segura y eficiente en las profundidades del océano.  La capacidad tecnológica de la multinacional, la perspectiva del cliente, la experiencia operativa y el conocimiento del mercado significan que están a la vanguardia en tecnologías y oportunidades. Es decir, desde la digitalización de aguas profundas hasta la captura de hidrógeno y carbono.

Related posts

Generac, soluciones hacia la sustentabilidad

Aldo Santillán Alonso

El Ford del abuelo

Aldo Santillán Alonso

Seguridad en conjunto válvula – actuador: Vacoisa

Aldo Santillán Alonso

Leave a Comment