29 C
Mexico
enero 15, 2021
Oil & Gas

Aplicación de la resonancia magnética nuclear aceite pesado

Aplicación de la resonancia magnética nuclear aceite pesado

La aplicación de la resonancia magnética nuclear de bajo campo para estudiar la interacción entre el petróleo pesado colombiano y el disolvente líquido.

Una inyección cíclica de disolvente (CSI) es un método no térmico que ha demostrado su potencial para mejorar la recuperación de petróleo pesado.

En un proceso de CSI es muy importante evaluar en el laboratorio, el efecto del disolvente sobre las propiedades y la composición del petróleo; para estimar la eficacia del método y evitar problemas en el medio poroso.

Este tipo de estudios experimentales mostraron algunos problemas, porque cuando la viscosidad es demasiado alta, las mediciones convencionales se vuelven menos precisas y más difíciles de obtener; lo que plantea la necesidad de nuevas herramientas y tecnologías analíticas rápidas y no destructivas.

La Resonancia Magnética Nuclear de Campo Bajo (LF-NMR) es una alternativa atractiva en las mediciones convencionales porque proporciona datos rápidos; imparciales y no destructivos para los aceites de alta viscosidad.

En este trabajo se utilizó la LF-NMR para estudiar la interacción entre un aceite pesado colombiano y la nafta. Todas las pruebas de RMN se realizaron con un relaxómetro Bruker Minispecmq  7.5 que funciona a 7.5 MHz.

El primer ensayo consistió en la determinación del coeficiente molecular de difusión para cuantificar el movimiento de las moléculas del disolvente y del aceite pesado. La segunda prueba permitió estimar la viscosidad, la densidad para identificar el efecto de la nafta en la reducción de estas propiedades.

Te puede interesar: Guía Operativa de los esquemas CSIEE de Pemex

La RMN demostró ser una herramienta útil para estudiar la interacción disolvente-aceite pesado porque es una técnica muy rápida; no intrusiva y permitió obtener el valor de diferentes propiedades con la misma muestra y al mismo tiempo.

Los resultados de la RMN presentaron que la nafta es una opción interesante para ser utilizada como disolvente en un proceso mejorado de recuperación de aceite pesado; ya que esto permitió grandes reducciones de viscosidad y mostró una buena compatibilidad con los asfaltenos del aceite pesado.

El trabajo fue presentado por los ingenieros María Isabel Sandoval Martínez-Samuel Fernando Muñoz Navarro en la reciente edición del Congreso Mexicano del Petróleo (CMP).

Related posts

Actuadores, indispensables para optimizar los procesos automatizados: Vacoisa

Aldo Santillán Alonso

Precio de mezcla mexicana cae 6.41% a 33.15 dpb

Efrain Mariano

Aumentan 5.6% ventas de gasolina de Pemex en octubre

Efrain Mariano