Oil & Gas

Análisis teórico para el uso del gradiente de asfáltenos

Análisis teórico del uso conjunto de la tecnología de pozos horizontales y el gradiente de asfáltenos como herramientas de productividad en yacimientos de hidrocarburos.

Análisis teórico del uso conjunto de la tecnología de pozos horizontales y el gradiente de asfáltenos como herramientas de productividad en yacimientos de hidrocarburos

El análisis consistió en la evaluación del potencial productivo de los pozos horizontales considerando la ubicación de la sección horizontal respecto a la altura del yacimiento.

La toma de decisión para la mejor ubicación estuvo en función de la construcción de un gradiente de asfáltenos casi siempre presentes en las formaciones productoras.

Como en la mayoría de los gradientes relacionados a la profundidad del subsuelo, las magnitudes aumentaron hacia la base debido al efecto gravitacional.

El método de análisis de productividad para pozos horizontales que se utilizó fue la metodología de curvas adimensionales.

La metodología funciona con base en la comparación de ecuaciones de afluencia para pozos verticales y horizontales para encontrar una longitud de la sección horizontal recomendable al sistema; fundamentada en el principio de conservación de la energía (Presión) dentro del yacimiento, para la explotación óptima mediante la administración adecuada de esta energía.

Se fundamentó que la longitud de la sección horizontal nos permitió mantener un ahorro de energía; lo que nos ayudó a retrasar la precipitación de los asfáltenos.

Te puede interesar: Tecnologías para optimizar reentradas en pozos exploratorios

La metodología representó un logro significativo como herramienta en el diseño de explotación. Por ende mejorando la productividad a nivel yacimiento.

Se determinó una ubicación alejada de la zona de mayor concentración de asfáltenos; por lo tanto disminuyó el riesgo de producción de estos componentes en la vida temprana del pozo.

Con el diseño de pozo horizontal, se redujo significativamente la caída de presión necesaria para producir cierto gasto, con lo cual se conservó la energía del yacimiento.

El ahorro de energía del yacimiento mantiene la ventana operativa para mantener en solución a los componentes asfalticos. Esto es aún más visible si se consideran yacimientos bajo saturados.

Los ingenieros David Segura Rivera y Fernando Sebastián Flores Ávila presentaron el trabajo en la reciente edición del Congreso Mexicano del Petróleo (CMP).

Related posts

Pemex busca recuperar 59.7 millones de barriles de crudo en Campo Xanab

Aldo Santillán Alonso

CNH aprueba a Petrobal gravar interés en campo Ichalkil

Efrain Mariano

Roma Energy va por 2 millones de barriles en Paraíso B1EXP

Efrain Mariano