25 C
Mexico
octubre 26, 2020
Oil & Gas

Vías de depósito en aguas profundas de la cuenca de Salina del Istmo

Vías de depósito en aguas profundas de la cuenca de Salina del Itsmo

El trabajo abordó las vías de depósito en sistemas de deposición de aguas profundas en la Cuenca de Salina del Istmo en el Golfo de México.

La Cuenca de la Salina del Istmo en aguas profundas de Campeche se caracteriza por una compleja evolución estructural controlada por una combinación de tectónica salina; extensión impulsada por la gravedad, levantamiento en tierra y acortamiento regional.

Sólo existen unos pocos estudios en el sur del Golfo de México, principalmente basados en líneas sísmicas regionales 2D escasas.

Debido a la complejidad estructural y a la falta de estudios previos, no está claro cómo el movimiento primario de sales por sí solo; y en combinación con los eventos tectónicos regionales, controlaba la distribución de los sedimentos propensos a los embalses.

En base a una interpretación sísmica tridimensional en la cuenca (71,000 km2), revelamos nuevos conocimientos sobre las variaciones temporales y espaciales de la sedimentación en aguas profundas; y la importancia de la exploración hacia la cuenca del descubrimiento de petróleo Zama-1 en profundidades de agua que van de 250 m a 3750 m.

Los datos consisten en un volumen de reflexión sísmica tridimensional de amplio acimut, banda ancha y profundidad adquirida de 2015 a 2017.

Parte de la evaluación de la exploración incluyó la investigación de la presencia de posibles rocas propensas a la formación de depósitos en aguas profundas; y la caracterización de la evolución temporal y espacial de los sistemas de depósito en aguas profundas.

Encontramos que los sedimentos procedían de dos direcciones principales, a saber, la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre de Chiapas.

Te puede interesar: Nanopartículas para la recuperación del petróleo

La integración de los isópodos y los atributos sísmicos indica que el movimiento primario de sales ocurrió localmente desde el Eoceno y durante el Oligoceno. Los depocentros iniciales controlados por la sal proporcionaron el confinamiento lateral y frontal de los canales y lóbulos de aguas profundas.

Una mayor deformación de la cuenca, caracterizada por eventos contractivos en el Mioceno inferior-medio, dio lugar a un mayor movimiento de sal; al acortamiento de la minicuenca y a la propagación de los pliegues y fallas de la sal a los sedimentos circundantes.

Los intervalos iniciales de la edad del Eoceno y del Oligoceno se elevaron, plegaron y empujaron. Los depocentros relacionados con el acortamiento de la edad miocénica proporcionaron el confinamiento para una mayor sedimentación en aguas profundas; mientras que las capas de sal y los doseles comenzaron a desarrollarse.

Las observaciones deben reconocerse y considerarse durante la ulterior exploración de hidrocarburos y el desarrollo de esta cuenca fronteriza.

Los ingenieros Clara Rodríguez, Jonathan Hernández, Raúl Ysaccis, Sebastián Villarroel, Kevin Lyons, Fred Snyder, Maxim Mikhaltsev, Mohamed El-Toukhy, Liubov Mulisheva; Sylvia Centanni y Edgar Galván presentaron el trabajo en la reciente edición del Congreso Mexicano del Petróleo.

Related posts

CNH confirma caída de producción de crudo

Efrain Mariano

Pemex importó 50% más gasolina durante julio

Efrain Mariano

Pemex pide a contratistas cobrar hasta 2021

Efrain Mariano