Alejandro DesfassiauxEspeciales

Saldo negativo en seguridad tras siete meses del nuevo gobierno: GMSI

En términos de seguridad, existen algunas situaciones que nos hacen pensar que en México están ganando los malos. Desde que inició el sexenio actual, las Fuerzas Armadas han sido agredidas en 106 ocasiones por grupos armados. La delincuencia es un cáncer que se expande rápidamente y hay que combatirlo antes de que sea demasiado tarde.

En un abierto desafío al gobierno, el CJNG protagonizó, recientemente, un enfrentamiento con la policía municipal en Michoacán, con un saldo de tres oficiales muertos y ocho más lesionados. Previo al ataque, se difundió un video donde se observan unas 30 camionetas rotuladas con las siglas del CJNG y hombres que portan armas largas. ¿Quién protege al CJNG? Es lamentable que no exista alguna reacción relevante o que, por lo menos, se hayan presentado a los responsables de estos hechos ante las autoridades. El sentimiento de impotencia de la ciudadanía sigue en aumento y no pasa nada.

En otra situación, un grupo de individuos desarmaron a un pelotón de militares, también en Michoacán, para exigir la devolución de unas armas decomisadas previamente a un grupo de la región. Dichos militares fueron obligados a comunicarse con su mando para transmitirle la exigencia de sus captores. Finalmente, el asunto se resolvió, pero, ¿quién es el gran perdedor? El Ejército, con menoscabo a su autoridad y credibilidad ante la población; con un deterioro de su moral, con soldados desprestigiados y con pocas opciones para repeler este tipo de ataques.

También te puede interesar: Mientras más se acelera la descomposición de la Seguridad Pública, más disminuye nuestra capacidad de asombro

Al conteo de 6 meses de gobierno, no vemos resultados en materia de seguridad y los delincuentes tienen tomada la delantera en todos los frentes. Lo rescatable es que la Guardia Nacional será operada por la Secretaría de la Defensa Nacional, y esto puede arrojar una luz de esperanza. Ojalá y se agreguen otras medidas necesarias –—como un Colegio Nacional de Mandos— y prestaciones que permitan que la carrera de mando de la Guardia Nacional sea de largo plazo, y no como ha sido en los últimos 37 años, con planes sexenales fracasados.

La Guardia Nacional ya cuenta con un marco legal pleno, con cuatro leyes reglamentarias aprobadas. Esto es un buen avance, ya que detallan su rol en materia de Seguridad Pública a nivel nacional, su colaboración en entidades federativas y municipios; con una estructura jerárquica conforme a regímenes de disciplina, ascensos, prestaciones y responsabilidades. Sería deseable que, en un futuro, desaparezca el mando civil porque, de no hacerse así, operaría como un verdadero “Frankenstein”. Por lo pronto, esperemos ver resultados pronto y que nuestras fuerzas armadas conserven la dignidad y prestigio que siempre las han caracterizado.

Por: Lic. Alejandro Desfassiaux, presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI).

“Nunca se podrá comparar el alto valor de la gallardía, la disciplina, la estructura, la entrega y el amor a la patria de un soldado, con la delincuencia. Ya no es posible que continúe creciendo esta falta de Estado de Derecho”, Lic. Alejandro Desfassiaux.

Related posts

Endress+Hauser, gran experiencia en soluciones de automatización

Energy & Commerce

Comunicación e independencia para la producción

Energy & Commerce

La importancia de un cuerpo policíaco nacional

Efrain Mariano

Leave a Comment