Las agencias Fitch Ratings y Moody’s ajustaron también la calificación y perspectiva de la Comisión Federal de Electricidad CFE, después de bajar la calificación de los bonos de Pemex.

Fitch Ratings hizo reducción en su calificación de su grado de inversión a largo plazo en moneda extranjera, al pasar de BBB+ a BBB; mientras que Moody’s dijo que ahora la perspectiva bajó a ‘negativa’ desde ‘estable’.

“El cambio es un reflejo del cambio de la calificación del gobierno de México, el proveedor de soporte», dijo Moody’s. Fitch Ratings externó la misma justificación.

Tener una nota BBB significa que pese a que la calificación es satisfactoria, pero que existen riesgos a largo plazo, que en caso de no ser atendidos, los problemas se pueden complicar.

 “Las calificaciones de CFE están al mismo nivel que las calificaciones soberanas de México, ya que incorporan la fuerte vinculación de la empresa con el gobierno mexicano”, informó Moody’s.

El miércoles, Fitch Ratings anunció el recorte de la nota de deuda soberana de México a largo plazo a BBB desde BBB+, al observar mayor riesgo para el país, agravado por las amenazas externas por las tensiones comerciales.