26 C
Mexico
mayo 26, 2020
Especiales Oil & Gas

Precios del petróleo, un largo naufragio

Precios del petróleo, un largo naufragio

La industria petrolera, por el hundimiento del 50% de los precios del petróleo, ha sido una de las más afectadas.

El recrudecimiento de la crisis sanitaria en China sólo vino a agudizar la desaceleración de la economía mundial; que no sólo se ha estancado, sino que ahora se derrapa hacia una prolongada recesión.

Las solicitudes de confinamiento y las restricciones de movilidad en todo el mundo han colapsado la actividad económica global. Como resultado, los mercados financieros se han desplomado y las materias primas devaluado.

La industria petrolera, por el hundimiento del 50% de los precios del petróleo, ha sido una de las más afectadas. El quiebre de las relaciones entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, y la posterior declaración de guerra petrolera de Arabia Saudita a Rusia, ha empeorado la situación.

Riad, capital de Arabia Saudita, acostumbrado a convulsionar al mercado petrolero a su voluntad, ha detonado cuatro guerras de precios de petróleo en los últimos 35 años; incluyendo la actual. Todas duraron al menos un año y los precios se desplomaron más de 50%; en todas se declaro ganador. Sin embargo, en la actual, las consecuencias podrían ser insospechadas, incluyendo la propia caída del Reino.

Y es que los árabes se preparan a inundar el mercado con petróleo barato para generar dolor a los productores que no son sus aliados. Pero, al final, podrían ser ellos mismos los que sufran las consecuencias de un conflicto prolongado y precios del petróleo oscilando en mínimos de 20 años.

Lee también: Arabia Saudita, la caída de un Reino

Se estima que Rusia podría soportar hasta 10 años con un precio de 25 dólares el barril; en gran medida, porque tiene una economía diversificada. A diferencia de Riad, que está recargado 100% en el petróleo y que requiere un precio de, al menos, 60 dólares para mantener su economía e industria en expansión.

Por si fuera poco, Venezuela está ofreciendo su petróleo a 5 dólares el barril; en una desesperada maniobra para poder  mantener operando su alicaída industria y obtener ingresos para paliar el dolor de su anémica economía. Si bien su producción es limitada, su oferta podría persuadir a algunos compradores, como Estados Unidos, a aprovechar el momento para compensar la menor participación de sus productores de petróleo de esquisto.

Esa industria, que tiene un valor de siete billones de dólares –entre producción, infraestructura y empleos—, requiere al menos precios de 45 dólares por barril para que su producción sea rentable. Se anticipan quiebras, fusiones y cierres temporales de varias empresas de ese sector.

Bajo este contexto, las previsiones sugieren un largo naufragio para los precios del petróleo. Con altibajos durante el segundo trimestre; descendiendo hasta un piso de los 10 dólares, pero con una recuperación moderada para la segunda mitad del año, sobre la marca de los 30 dólares. Eso sí, sin pensar en un regreso a los 50 dólares en lo que resta del 2020.

7 billones de dólares, valor de la industria del petróleo de esquisto de Estados Unidos.

Related posts

Celebran Segundo Seminario Latinoamericano de Recursos No Convencionales

Efrain Mariano

Mezcla acumula alza de 230% en 5 jornadas; hoy ganó 19% a 21.67 dólares

Efrain Mariano

Bajío sigue impactado por constante sabotaje a ducto Tula-Salamanca: Romero Oropeza

Verónica Hernández