Aldo Santillán

La recuperación económica es lenta, pero llegará

La recuperación económica es lenta, pero llegará. Por: Aldo Santillán

El título de mi columna no es gratuito; al momento de escribir estas líneas varias casas de análisis y especialistas revisaron el crecimiento del PIB de México para este año y lo ubicaron prácticamente en línea con las expectativas oficiales. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su más reciente expectativa publicada, ubica el crecimiento del país para este año en un nivel de 5.3 por ciento.

Por su parte, los analistas van desde un rango de 4.8 por ciento como el más bajo, hasta 5.6 por ciento como la expectativa más alta. Ésta última, por cierto, perteneciente a la calificadora de valores Moody´s Investor Services, que de esto sabe mucho. Es decir, el “rebote” de la economía mexicana es prácticamente un hecho tanto para los analistas del gobierno; como para los de la iniciativa privada.

Sin embargo, también debemos reconocer que esta recuperación ha sido lenta; lo fue al menos en el primer trimestre del año en curso; especialmente para México, ya que en Estados Unidos el PIB tuvo un repunte de 6.4 por ciento.

En contraste con México, el PIB del primer periodo trimestral, tuvo un raquítico crecimiento de 0.4 por ciento. No es la primera vez que pasa, la economía mexicana se reactiva a la zaga de la estadounidense; hay que recordar los periodos de los años 2000 y 2008, sucedió el mismo fenómeno.

Pero el repunte estadounidense va a “jalar” a México, inevitablemente éste será el motor de la recuperación, estos mismos analistas han señalado en diversas ocasiones que el sector externo mexicano es el que le dará al país el empuje inicial. Mas otros rubros como el de las remesas.

¿Qué es lo que impediría este repunte? Los analistas también son muy claros; la frase es célebre ya en el mundo entero: “Nadie está a salvo, hasta que todos estemos a salvo”.

Lee también: El fin de la era del petróleo no será el apocalipsis

El proceso de inmunización ha sido lento en el mundo en general, salvo contadas excepciones, dicha lentitud incluye también a los países productores de la vacuna; lo que significa un riesgo para que el virus repunte.

El mundo aprendió en estos meses a lidiar con el virus y sobre todo a implementar medidas que han logrado relativo éxito para contener su propagación, pero todo puede suceder.

Por el momento, el riesgo mayor es la eventualidad de nuevos confinamientos; desde luego que otro Gran Confinamiento terminaría con todas las expectativas de recuperación en México y en el mundo, algo que los estudiosos tienen descartado por completo, al menos hasta ahora.

Related posts

El fin de la era del petróleo no será el apocalipsis

Energy & Commerce