Energías Alternativas

Australia, potencia en hidrógeno verde hacia 2050

Australia será líder en Hidrógeno verde hacia 2050

En Australia el hidrógeno bajo en carbono, hidrógeno verde, podría convertirse en una industria altamente rentable hacia el año 2050.

El potencial económico sería de entre 50,000 y hasta 90,000 millones de dólares, incluso como mercado de exportación.

Australia se ubica constantemente en los escalones más altos de irradiancia solar.

Y tiene un gran potencial para la captura y almacenamiento de carbono (CAC) a gran escala.

Ha mostrado al mundo el camino a seguir con su flexibilidad de almacenamiento de batería estacionaria; en la tan aclamada instalación de reserva de energía de Hornsdale.

Y se ha movido rápidamente para capitalizar la producción de hidrógeno bajo en carbono.

Con una creciente cartera de proyectos, medida en 2.94 gigavatios (GW) de capacidad de electrolizador de hidrógeno verde nombrada a partir de 2020.

Repunte de Australia

Australia es ahora el segundo mayor propietario de proyectos de hidrógeno del mundo después de los Países Bajos.

Solo este año, la cartera de desarrollos de proyectos avanzados y en etapa inicial de Australia ha crecido un 45% más a 4.25 GW.

Los mercados de exportación clave de Australia -Japón, Corea del Sur, China, India y Europa- son grandes emisores de carbono e importadores netos de recursos naturales.

Sus necesidades de importación han aumentado constantemente en las últimas dos décadas y ahora promedian más del 70% de su demanda total de energía.

A medida que estos países aumenten sus ambiciones climáticas, necesitarán obtener energía limpia para descarbonizar el acero.

También los productos químicos, el cemento, la movilidad de servicio pesado, el transporte marítimo y la generación de energía”.

En un mundo de emisiones netas cero, una fuente estable y confiable de suministro de hidrógeno con bajo contenido de carbono se vuelve esencial.

Porque es imposible saber cómo se ha producido una determinada molécula de hidrógeno.

Por lo tanto, una garantía de origen es crucial para permitir un impacto ambiental mínimo, es decir, la fuga de carbono.

Los estándares también ayudan con la evaluación de riesgos y los precios de mercado transparentes.

Australia se beneficiará a medida que las reglas de envío, transporte, almacenamiento y calidad del producto de hidrógeno se establezcan; y acepten internacionalmente.

Aumentaría participación

La participación de Australia en el mercado global de hidrógeno bajo en carbono o sus derivados podría alcanzar entre 25 y 45 millones de toneladas (Mt) para 2050.

Lo que equivale a entre 50,000 y 90,.000 millones de dólares en ingresos potenciales de exportación.

La competitividad de costos sigue siendo un problema; sin embargo, existen caminos hacia la competitividad para los segmentos de usuarios finales.

Las reducciones de costos serán impulsadas principalmente por la fabricación automatizada a gran escala de electrolizadores.

Un aumento en el tamaño del sistema y una disminución en los costos de electricidad renovable.

El desafío es determinar el mejor método de transporte para las cadenas de suministro de exportación de Australia.

También puedes leer: Energía renovable para misiones de paz ONU

Las tres formas de transporte marítimo consideradas, hidrógeno líquido (LH 2 ), vehículos de hidrógeno orgánico líquido (LOHC) y amoníaco (NH 3) tienen ventajas y también desafíos.

La elección de un portador eficaz depende del uso final, la pureza y los requisitos de almacenamiento.

Se estima que el amoníaco sería el primer portador de hidrógeno en el mercado de exportación facilitado por Australia a partir de mediados de la década de 2020.

La demanda de hidrógeno bajo en carbono en Japón y Corea alcanza los 30 Mt en 2050; y el amoníaco ocupa un tercio de la cuota de mercado en esta ruta.

Aunque no existe ningún riesgo de exploración para la producción de hidrógeno verde, la cadena de suministro de exportación es actualmente complicada e incipiente.

El tamaño del premio para Australia depende de la velocidad y la escala a la que se desarrolle el mercado mundial del hidrógeno.

Se cree que Australia puede superar el desafío logístico del hidrógeno como lo hizo con éxito en proyectos de gas de vetas de carbón para GNL.

También para camiones automatizados y operaciones mineras de control remoto y despliegues de CCS a gran escala.

Aprovechar experiencia

Sería crucial aprovechar la experiencia de los programas piloto de hidrógeno y una mayor inversión en investigación y desarrollo.

El apoyo gubernamental constante, las asociaciones y los acuerdos de compra de empresas japonesas y coreanas.

Expertos consideran que esta es una oportunidad única para que Australia aproveche sus recursos de energía renovable.

Y se convierta en un actor dominante en el comercio de energía sin carbono.

Sería difícil para las grandes economías asiáticas alcanzar los objetivos climáticos sin el suministro de energía limpia de Australia.

Related posts

Energy Meet Point: sustentabilidad y energía verde

Efrain Mariano

Granja solar masiva servirá a la red de Texas

Energy & Commerce

Iberdrola presenta plan de inversión récord de 75,000 mde

Efrain Mariano