Aldo Santillán

Europa Recupera su Independencia Energética: De la Vulnerabilidad al Vigor

Europa Recupera su Independencia Energética: De la Vulnerabilidad al Vigor

Por Aldo Santillán Europa ha superado con éxito los duros meses de invierno sin sucumbir a la escasez de energía, los apagones o la congelación de los hogares, según el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, y Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea. Este acontecimiento marca un hito importante en la lucha de Europa por controlar su futuro energético, especialmente tras la invasión rusa de Ucrania.

 

El telón de fondo de esta transformación se remonta al periodo previo a la invasión de 2021, cuando Rusia llenó deliberadamente por debajo de su capacidad los depósitos de gas, una táctica para aprovechar en su beneficio la fuerte dependencia europea del gas ruso. Con la posterior invasión de Ucrania, el Presidente Putin intensificó esta estrategia, cortando el suministro de gas e inflando los precios del combustible en un intento de fracturar la unidad europea. Sin embargo, la respuesta colectiva de Europa no sólo resistió estas presiones, sino que anunció una nueva era de resistencia y autosuficiencia energética.

 

El punto de inflexión para Europa llegó con una estrategia unificada que aprovechó los puntos fuertes de su mercado único y sus alianzas. Noruega ha sustituido a Rusia como principal proveedor de gas de la UE, simbolizando un cambio hacia fuentes más fiables y políticamente estables. El serio giro de Europa hacia las fuentes de energía renovables y el aumento de las medidas de eficiencia energética han dado sus frutos. Sorprendentemente, los datos de la Agencia Internacional de la Energía revelan que la proporción de energía procedente de combustibles fósiles rusos en la UE se ha desplomado de una de cada cinco unidades a una de cada veinte.

 

Lee el artículo completo aquí: Europa Recupera su Independencia Energética

 

Además, las fuentes de energía renovables superan ya a las procedentes de importaciones rusas, y en 2023 la energía eólica superó por primera vez al gas en la producción de electricidad.

 

Este auge en la adopción de energías renovables no niega la relevancia actual del gas, especialmente a la luz del aumento previsto en el suministro mundial de GNL. Se espera que los proyectos de Estados Unidos y Qatar aumenten la disponibilidad de GNL en un 50% en la segunda mitad de la década, lo que podría reducir significativamente los precios del gas. Aunque esta previsión promete beneficios económicos, plantea nuevos retos a la hora de equilibrar la asequibilidad de la energía y la acuciante necesidad de hacer frente al cambio climático.

 

La estrategia actual de Europa incluye el mantenimiento de las importaciones de gas, aunque con estrictos controles medioambientales como la emisión casi nula de metano, independientemente de la fuente. Además de las adaptaciones tecnológicas y de mercado, Europa está fomentando asociaciones con el sector industrial para garantizar que la competitividad económica esté en consonancia con los objetivos de sostenibilidad.

 

Mientras Europa mira más allá de los triunfos inmediatos de los últimos inviernos, se mantiene firme en su compromiso con soluciones a largo plazo que aborden la seguridad energética y la sostenibilidad medioambiental. El camino del continente hacia la independencia energética no consiste solo en superar los retos actuales, también está profundamente entrelazado con sus ambiciosos objetivos climáticos.

Related posts

El fin de la era del petróleo no será el apocalipsis

Energy & Commerce

La doble tormenta en los mercados energéticos globales

Aldo Santillán Alonso

La recuperación económica es lenta, pero llegará

Energy & Commerce