31 C
Mexico
septiembre 21, 2020
Artículos Especiales Negocios Industriales Oil & Gas Tecnología

Empresas de Servicios Marítimos: socios en la producción nacional de hidrocarburos

Las empresas han impulsado el sector de servicios marítimos para generar proyectos rentables

El desplome de los precios del petróleo está empujando a las empresas del sector petrolero a mirar hacia proyectos de bajo costo y mayor rentabilidad. Las compañías de servicios integrales y especializados, con capacidades robustas, se perfilan para participar en los nuevos planes estratégicos.

Las expectativas de una pronunciada desaceleración de la economía mundial por el impacto de la pandemia del COVID-19 persuaden a las empresas petroleras a replantear sus estrategias de negocios y proyectos de inversión. Las estimaciones apuntan a que la industria tendrá que acostumbrase a un largo periodo de precios bajos del petróleo; debido a una marcada disparidad de los fundamentos del mercado: abundante oferta y débil demanda. 

Las principales petroleras del mundo están ajustando sus presupuestos y enfocando sus fortalezas en las actividades de mayor rendimiento y productividad. En nuestro país, Petróleos Mexicanos (Pemex) perseguirá el aumento de la perforación y reparación de pozos con ayuda de empresas de servicios marítimos. 

Lee más sobre robótica marina: Relevancia de la actividad marina ante la crisis

Por otra parte, la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI) ha señalado que las petroleras que habían comprometido inversiones por más de 4 mil 600 millones de dólares para este año en el país; evaluarán sus proyectos ante la caída de los precios del petróleo. Este grupo, conformado por las firmas que ganaron más de 100 contratos en las rondas petroleras del sexenio pasado; orientará sus facultades hacia planes selectivos de exploración, desarrollo y producción. 

De esta forma, la asociación buscará cuidar sus finanzas y su viabilidad a mediano y largo plazo. “Las empresas que ya están por producir, posiblemente estarán haciendo los ajustes para ser rentables, incluso con los bajos precios de petróleo”, evaluó Alberto de la Fuente, presidente de la AMEXHI y Director General de Shell México.

Proyectos de mayores beneficios

Pemex ha dejado claro que evaluará y priorizará las tareas e inversiones que sean de alta rentabilidad y que le permitan continuar con sus metas de exploración y producción. Para la Empresa Productiva del Estado, el precio promedio ponderado de producción de petróleo se ubicó en 14.2 dólares por barril en 2019. 

En cambio, este año se enfocará en los de menor costo, como los observados en los campos Quesqui, Ixachi, Tlacame y Mulach; donde el valor promedio de producción es de los más bajos del mundo: 4.8 dólares por tonel. “Iniciaremos el desarrollo acelerado de 15 campos adicionales a los descubiertos en 2019, los cuales, al final del presente ejercicio, alcanzarán una producción de 256 mil barriles diarios”, describió Octavio Romero Oropeza, Director General de Pemex.

Asimismo, Romero Oropeza resaltó que buscarán incrementar la actividad de perforación y reparación de pozos en los campos en explotación; apoyados por las capacidades de empresas de servicios marítimos. La actividad de perforación de pozos pasó de 162 en 2018 a 228 en 2019, y se estima alcanzar 423 para este año.

Conoce todo sobre la situación actual del petróleo: Precios del petróleo, un largo naufragio

Servicios integrales

A mediados de febrero, Pemex inició una serie de contratos para desarrollar actividades con empresas de servicios marítimos y petroleros, que estarán contemplados en un nuevo lote de proyectos prioritarios de exploración y producción. Los acuerdos, adicionales a los suscritos en 2019, sumarán al menos unos 20 al final del primer semestre del año. 

Los proyectos que se efectuarán contemplan la construcción de instalaciones, la perforación de pozos, el traslado de plataformas y el tendido de tuberías marinas. A pesar de la actual contingencia sanitaria y precios bajos del petróleo, la estrategia de la Empresa Productiva del Estado aún apunta a descubrir y desarrollar 20 nuevos campos de petróleo y gas cada año. 

El objetivo es elevar la producción de crudo a un rango de 2.4 millones de barriles por día hacia el 2024. Actualmente, la producción oscila los 1.7 millones de barriles diarios. Además, la apuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador se enfoca en rescatar la soberanía energética del país; con el apoyo de empresas mexicanas cuyas capacidades sean amplias en la industria offshore.

Contratos CSIEE

Desde el año pasado, el gobierno ha contemplado relanzar los Contratos de Servicios Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE), los cuales conllevan ciertos incentivos fiscales para la explotación de campos petroleros bajo la supervisión de Pemex.  Los CSIEE sustituirían a las asociaciones público privadas, mejor conocidas como farmouts, con lo que se pretende contribuir de manera eficaz al cumplimiento de las metas de producción.

Así, Petróleos Mexicanos buscará aliarse con empresas que abarquen una amplia gama de actividades especializadas y que la apoyen para arrancar su producción de manera rentable. El objetivo se lograría a través de operaciones más eficientes, en las que la logística se concentre en la menor cantidad de costos y actores posibles. Esto representa planes atractivos con precios más competitivos, debido a la integración de diversos servicios en un mismo paquete.

Empresas con capacidades integrales

Empresas mexicanas de servicios integrales en la industria marítima, tales como Diavaz, Cotemar, Marinsa, AMLS, Energía Naviera, entre otras, han consolidado sus capacidades en las actividades offshore. Estas compañías cuentan con equipos y embarcaciones para operar y desplazar plataformas. 

Además, ofrecen soporte completo en movimientos de Jack Up, Modulares y Semisumergibles. Estas especializaciones son muestra de que las empresas han dirigido sus capacidades a las actividades subsea, con la implementación de estudios en el fondo marino, tales como Prelay, Asbuilt y OOS. También, mediante levantamientos geofísicos y estudios geotécnicos en plataformas y corredores.

En el apartado de renta de plataformas, las empresas mexicanas cuentan con capacidad para proveer activos de perforación. Igualmente, integran servicios de agenciamiento, mapeos y pruebas para su posicionamiento, así como la operación y mantenimiento de plataformas. Con presencia en todos los puertos del Golfo de México, se han posicionado con sus avances y embarcaciones, tanto especializadas como de última generación, para consolidarse en el plan nacional de producción de hidrocarburos.

Related posts

En cuarentena 180 petroleros del navío Blue Pioneer

Efrain Mariano

Rally de precios del petróleo se “agrieta”

Efrain Mariano

Clima extremo aumenta demanda de energía: BP

Efrain Mariano