Oil & Gas

Identificación de trampas estratigráficas

Identificación de hidrocarburos en trampas estratigráficas

La identificación de acumulaciones de hidrocarburos en trampas estratigráficas y combinadas en Unidades del Jurásico, en Campeche. El objetivo del estudio fue cartografiar las rocas almacenadoras en Unidades Jurásicas y estimar su potencial de reservas de hidrocarburos.

Para identificar nuevas de oportunidades con potenciales reservas de hidrocarburos en un área donde se explotan campos a nivel Cretácico; se realizó un estudio enfocado a las Formaciones del Jurásico donde se visualizan acumulaciones importantes de hidrocarburos en trampas estratigráficas.

Durante el estudio se utilizaron datos geológicos de campos análogos y aplicaciones de técnicas con datos sísmicos recientemente adquiridos. Además, se emplearon, los datos duros de producción en campos vecinos que sustentaron la representatividad de las propuestas.

Con el paso de los años, la complicación para identificar trampas de tipo estratigráfico en la región de aguas someras ha sido la calidad de imagen sísmica. De manera similar, las limitaciones tecnológicas y conceptuales representaron complicaciones. Por lo anterior, las tendencias en exploración que se enfocaron en perforar pozos en localizaciones de estructuras tipo anticlinal no representaron complicaciones.

Te puede interesar: Fracturamiento Electromagnético en Arcillosas

Las potenciales acumulaciones de hidrocarburos que se están identificando en el sector noreste de la Sonda de Campeche; corresponden a un área donde está probado que el sistema petrolero, se cuenta con evidencia de rocas generadoras y condiciones térmicas adecuadas.

En otra palabras, la calidad de roca almacén y su distribución, representó el elemento de mayor incertidumbre; esto representa un reto a la comprensión estratigráfica y sedimentológica de las Unidades del Jurásico. El volumen original de hidrocarburos considerando los potenciales yacimientos de Jurásico Superior, del área estudiada. Sobre todo, se estima que pudiera recuperarse del 14 a 30%, considerando campos petroleros análogos.

Durante el estudio se identificaron trampas estratigráficas en áreas de campos maduros. Se definieron tres zonas o bloques en bloques que representan zonas interés prospectivo y zonas de riesgo: La calidad de las facies decrece hacia las partes bajas de estos bloques.

Sigue leyendo: Valoración del proyecto paleocanal de Chicontepec

La geometría longitudinal, además, de los cuerpos es discontinua ya que parecen ser cortados por canales de marea. La segunda zona, en tanto, se encuentra en la parte distal de la rampa o rampa externa, que constituye una zona de circulación abierta con fallas de crecimiento. En esta zona ocurrió el basculamiento de los bloques y geometrías truncadas contra fallas.

Lo más importante, fue el hecho de contar con infraestructura preexistente aumenta la rentabilidad del proyecto para su ejecución. Conclusión, la inversión será mucho menor para verificar las facies discutidas en el presente estudio. Los ingenieros Jaime Javier Ríos López, Luis Juárez Aguilar, Gabriel Hernández Díaz y Cecilia Acevedo Rodríguez presentaron el trabajo en la reciente edición del Congreso Mexicano del Petróleo (CMP).

Related posts

El petróleo podría no recuperarse nunca: BP

Efrain Mariano

Optimización de la inyección alterna en yacimientos

Efrain Mariano

Eni México alcanza producción récord en junio

Efrain Mariano