Oil & Gas

Revaluación estática en exploración de yacimientos

La revaluación estática y dinámica conceptual de yacimientos fracturados para nueva estrategia de explotación.

La revaluación estática y dinámica conceptual de yacimientos fracturados para nueva estrategia de explotación.

Este trabajo se fundamentó en el análisis de los resultados inesperados del desarrollo infill del bloque T2 del campo JT. Los cuales, a través de una revaluación estática y dinámica para comprender y determinar las causas de dichos eventos; se descubrió que dentro de la formación productora existe una región denominada zona real de yacimiento. La cual concentra verdaderamente los hidrocarburos dentro de la misma formación productora.

Lo anterior es producto de la experiencia y análisis técnico de pozos que llegaron al yacimiento y que resultaron no productores o de bajo potencial. El factor decisivo encontrado fue: la profundidad de penetración.

Es importante mencionar que la mayor parte de la producción de petróleo en México proviene de campos maduros principalmente de carbonatos naturalmente fracturados.

La revaluación estática y dinámica conceptual de yacimientos fracturados para nueva estrategia de explotación.

 Además, las fuertes declinaciones de producción y baja presión del yacimiento dificultan la recuperación de las reservas remanentes de aceite y gas.

Te puede interesar: Penetración parcial en pozo con Geometría Fractal

Las altas demandas de producción para el abastecimiento del mercado petrolero, pese a la problemática de nuestros campos maduros; obliga a generar más oportunidades de explotación para ejecutar a corto o mediano plazo como: perforaciones y reparaciones mayores.

Es un intenso reto generar oportunidades de explotación en carbonatos naturalmente fracturados en etapa madura. Del mismo modo, es indispensable el dominio y conocimiento de los ingenieros de caracterización estática y dinámica a cerca de las formaciones productoras para fortalecer las intervenciones.

Como ejemplo, siempre se ha considerado suficiente perforar un pozo hasta el objetivo programado; lo cual es casi sinónimo de éxito para extraer las reservas de hidrocarburos. Sin embargo, en ocasiones, aunque se llegue al objetivo y los registros geofísicos revelen buena porosidad, fracturamiento y presencia de aceite lamentablemente al probarlos resultan no productores.

La revaluación estática y dinámica conceptual de yacimientos fracturados para nueva estrategia de explotación.

Para dar explicación y solución a lo anterior, se presentó un análisis técnico y una metodología de trabajo. Las cuales revelaron una nueva forma para establecer la profundidad a la cual deben llegar los pozos; sin embargo, no es suficiente atravesar la formación productora aunque se tenga evidencia de hidrocarburos y propiedades petrofísicas idóneas.

Esta técnica está fundamentada en una revaluación de la caracterización estática y dinámica del bloque T2 del campo JT. Con respecto al aprendizaje de los resultados inesperados en la perforación de pozos.

El bloque T2 del campo JT representa un área de alta complejidad estática y dinámica. Durante un tiempo su desarrollo se vio limitado por los resultados no satisfactorios de los pozos. Incluso dicha comprensión radicó básicamente en el problema expuesto: pozos no productores entre pozos productores en el mismo yacimiento.

Sigue leyendo:  La IAV en yacimientos estratificados

Con el sustento de este trabajo técnico y la metodología de análisis se creó un nuevo enfoque para continuar con el desarrollo infill. Del bloque a nivel de JSK se encontró la zona real de yacimiento con una ventana de aceite definida y reservas de hidrocarburos aún por extraer.

Asimismo, la información geológica de las rocas, el comportamiento de los registros geofísicos, el análisis sísmico y los resultados de producción de los pozos; entre otros, son la evidencia más tangible de demostrar que perforar la formación productora no es suficiente sino dirigirse a donde se concentra la producción de los pozos dentro de ésta.

Del mismo modo, todo pozo a perforar pasa por un proceso de ingeniería para establecer la profundidad objetivo; sin embargo, se invita a examinar con base a la propuesta técnica mostrada si la profundidad programada es la adecuada.

El aporte más valioso de este nuevo enfoque es la redefinición de nuestra comprensión conceptual de un yacimiento de carbonatos fracturados para asegurar su desarrollo.

Este mismo análisis puede ser aplicado a todos los yacimientos de carbonatos naturalmente fracturados. Si y sólo si la estructura del campo permita determinar la profundidad de la zona real de yacimiento.

Si existe gran echado y el área de análisis es muy grande se recomienda acotar por regiones debido a la variación de las profundidades.

Finalmente, el éxito de nuestros futuros pozos y reparaciones mayores involucra la detección de la verdadera zona de yacimiento.

Los ingenieros Jorge Ricardez González, Jaime Castañeda Andrade, Gerardo Echávez Ross y Anel Olmos Montoya presentaron el trabajo en la reciente edición del Congreso México del Petróleo (CMP).

Related posts

Pemex controla incendio en plataforma E-Ku-A2

Efrain Mariano

Anticipando riesgos para el transporte de hidrocarburos

Energy & Commerce

Odfjell Drilling y Equinor perforarán 12 pozos

Efrain Mariano