31 C
Mexico
octubre 1, 2020
Negocios Industriales

Blindaje financiero, un aliado imprescindible para la industria energética

blindaje financiero

Las expectativas de un profundo impacto en la economía mundial aumentan la necesidad de contar con blindaje financiero para la operatividad de las empresas de todas las industrias. Primordialmente, las ligadas al sector energético.

Debido a la complejidad de sus actividades, históricamente la industria energética es una las más expuestas al riesgo. Los proyectos, infraestructuras e instalaciones, tanto en el rubro petrolero como eléctrico; están permanentemente comprometidos a imponderables y siniestros. Estos factores no solo ponen en riesgo su operatividad, sino también su viabilidad. 

En la actualidad, ante la peor crisis económica global desde la Gran Depresión de 1930; los financiamientos no sólo son pólizas de seguro para el desarrollo y la ejecución de los proyectos. También es un blindaje financiero para garantizar la vida integral de las empresas.

Lee más: Servicios financieros: protección para el sector energético ante la incertidumbre

Ahora, con la posibilidad latente de un rebrote de contagios alrededor del mundo, antes de una vacuna universal contra el Covid-19, es necesario contar con un blindaje financiero. Por si fuera poco, las actividades esenciales deben continuar para reanimar y apoyar los engranes de la economía global. Lo anterior, en una atmósfera incierta y vacilante; con el riesgo permanente de una recaída y un nuevo colapso en todas las actividades productivas.

Afortunadamente, los financiamientos y seguros permiten contar con una suma económica importante. Primero, para garantizar la viabilidad de los proyectos. Segundo, para poder hacer frente a los imprevistos o eventualidades sin comprometer el patrimonio de empresas e inversionistas.

Proyetos en el sector energético 

La nueva normalidad está empujando a las empresas del sector a ser resilientes. De tal forma, distintos negocios han llevado sus fortalezas al límite para enfocar sus capacidades hacia proyectos de alta rentabilidad.

En México, las empresas productivas del Estado: Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), están ajustando sus presupuestos hacia sus campos más eficientes y sus unidades de mayor rentabilidad. Se sabe que Pemex y CFE requerirán una inversión conjunta superior a los 20 mil millones de dólares para cumplir con sus proyectos de los próximos 18 meses.

En 2020, Pemex ejercerá 16,700 millones de dólares, de los cuales, 81% se destinará a exploración y producción. Por otro lado, CFE ejercerá 8,000 millones de dólares para todo el sexenio. Sin embargo, desembolsará el 40% durante los próximos dos años, con el objetivo de aumentar la capacidad de generación eléctrica mediante la construcción de cinco plantas generadoras y adquisición de cuarto unidades estratégicas en los próximos meses. Se

La Comisión Nacional de Hidrocarburos informó que Pemex invertirá hasta 11,000 millones de dólares en exploración de áreas petroleras entre 2020 y 2023. La cifra corresponde al desembolso estimado (en su escenario base e incremental) para la exploración de 46 de sus 64 asignaciones terrestres y marinas.

Las nuevas apuestas de las Empresas Productivas del Estado requerirán el apoyo de firmas especializadas con capacidades robustas en toda la cadena de productiva. Pero principalmente, necesitarán el respaldo de las financieras del sector para lograr la continuidad de los programas de exploración y perforación, así como los nuevos proyectos de la industria eléctrica.

Related posts

CFE coloca $ 10 000 mdp en certificados bursátiles

Aldo Santillán Alonso

Precio de cobre acumula ganancia de 7.7% en 2019

Efrain Mariano

Prevención para líneas de producción en México por problemas de energía eléctrica

Aldo Santillán Alonso