Columnistas Rosanety Barrios

Bajar los precios: ¿expectativa válida?

Bajar los precios: ¿expectativa válida?

Bajar los precios de la gasolina: ¿expectativa válida? Por: Rosanety Barrios

México no es el único país del mundo en donde los políticos no pueden resistir la tentación de ofrecer controlar los precios de los combustibles. En nuestro país, el combustible de mayor uso es la gasolina[1], así que, el precio de esta representa una importante pieza para el balance político.

¿Es posible que el gobierno en turno pueda definir el precio de la gasolina? La respuesta es una sola: No es posible controlar el precio de la gasolina a menos que se decida gastar cientos de miles de millones de pesos en subsidios. Veamos las razones:

De acuerdo con las cifras de la Energy Information Administration[2], durante 2020 el 43% del precio de la gasolina en los Estados Unidos de América, estuvo definido por el precio del petróleo. (año de profunda caída en los precios el crudo), mientras que en el periodo que va de 2011 a 2020, esta proporción fue del 56%. Es decir, que al menos la mitad del precio de la gasolina depende del petróleo.

Si partimos del hecho de que el precio del petróleo está libremente definido por las fuerzas de oferta y demanda globales, podemos concluir que la mitad del precio del combustible que más consumimos está totalmente fuera del control de cualquier gobierno.

Más sobre bajar los precios: Transición energética justa

Veamos ahora el segundo elemento más importante, el costo de la refinación. En los EUA, este representó el 25% del costo total en 2020, mientras que en el periodo 2011-2020, este porcentaje representó el 14% (esta variación se explica como resultado de la mayor o menos participación del petróleo).

Esto equivale a $3.02 pesos por litro. Es aquí donde quiero enfatizar el reto nacional. Las refinerías en los EUA son rentables, es decir, ganan dinero por refinar. Eso no ocurre en México. Nuestras refinerías pierden dinero por varias razones, la más relevante, porque el 30% de cada barril de petróleo se convierte en un producto de desecho llamado combustóleo. Para que eso deje de suceder, se requieren inversiones por varios miles de millones de dólares, mismos que no están disponibles.

De nada sirve que el combustóleo lo queme la CFE, para Pemex, producirlo implica perder dinero. Tampoco Dos Bocas soluciona el problema de las otras 6 refinerías. Es por estas razones que bajar los precios de la gasolina se antoja imposible, a menos que, como ya lo mencioné se decida subsidiarlo. Al tiempo.

Rosanety Barrios
Rosanety Barrios

[1] El 30% de toda la energía consumida en México en 2018, de acuerdo a las cifras del Balance Nacional de Energía 2018, a cargo de la Secretaría de Energía

[2] https://www.eia.gov/energyexplained/gasoline/factors-affecting-gasoline-prices.php

Related posts

2021: ¿Inercia del 2020 o inicio de un paradigma?

Energy & Commerce

Ciudades sustentables: ¿lujo o necesidad?

Energy & Commerce

El gas natural requiere una estrategia de Estado

Energy & Commerce