Logística, Transporte y AlmacenamientoOil & Gas

Almacenamiento de Hidrocarburos: Necesidades de Infraestructura de Ductos y Terminales

Almacenamiento de Hidrocarburos: Necesidades de Infraestructura de Ductos y Terminales

En los últimos años, México ha emprendido una ambiciosa expansión de su infraestructura dedicada al transporte y almacenamiento de hidrocarburos, buscando asegurar el abastecimiento interno y fortalecer su posición en el mercado energético global. Este esfuerzo es crucial para la autosuficiencia energética y la soberanía del país en este sector vital.

 

Incremento en la Capacidad de Transporte

 

El transporte de hidrocarburos ha visto un incremento significativo con la adquisición de 612 pipas por parte del gobierno federal, gestionadas por la Secretaría de la Defensa Nacional, con una inversión de 84.6 millones de dólares. Esto ha incrementado la capacidad diaria de transporte en 134,500 barriles, lo que representa un aumento del 11%. A pesar de estos avances, la demanda diaria de aproximadamente 780,000 barriles de gasolina aún plantea un desafío para la infraestructura existente.

 

Red de Ductos: La Arteria Vital del Sector

 

Una parte esencial de la infraestructura son los 17,000 kilómetros de ductos que facilitan el traslado eficiente de productos petrolíferos y petroquímicos en el país. Estos ductos conectan 15 terminales marítimas con clientes en todo México, destacando la importancia de esta red en la logística interna del sector.

 

Proyectos de Almacenamiento y Distribución

 

México cuenta con 26 proyectos activos de almacenamiento y distribución de petrolíferos, todos con permisos otorgados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Estos proyectos varían en escala y ubicación, reflejando un compromiso renovado con el fortalecimiento de la infraestructura nacional.

 

Desafíos y Administración de Riesgos

 

Sin embargo, la expansión de la infraestructura también lleva consigo riesgos significativos. La necesidad de proteger las instalaciones y el medio ambiente es crítica. Por esta razón, la adopción de un enfoque robusto en la administración de riesgos es fundamental para prevenir incidentes que puedan afectar tanto a terceros como al entorno natural. Esto incluye el desarrollo de programas de seguros que cubran desde la exploración y extracción hasta la operación de terminales y ductos.

 

La estrategia de México hacia un futuro energético sostenible implica desafíos, pero también grandes oportunidades. La inversión continua y la modernización de la infraestructura son clave para garantizar no solo la seguridad energética sino también la competitividad en el panorama global. Este es un camino marcado por la innovación, la inversión y la integración estratégica de recursos tanto nacionales como internacionales.

 

La expansión y mejora en el almacenamiento y transporte de hidrocarburos no solo es una cuestión de capacidad logística, también tiene que ver con una visión estratégica para el futuro energético del país.

 

Lee el artículo completo aquí: Almacenamiento de Hidrocarburos

Related posts

HARU ONI Groundbreaking – El futuro de los combustibles ecológicos

Energy & Commerce

CNH aprueba 92% de planes de exploración de Pemex

Efrain Mariano

Petroleras privadas sumarán 50,000 barriles diarios

Efrain Mariano