26 C
Mexico
septiembre 20, 2020
Fluvio Ruiz

Pemex en el trimestre de la pandemia

Plan de Negocios de Pemex 2019–2024

Durante el segundo trimestre de 2020, Petróleos Mexicanos reportó una pérdida neta de 44,300 millones de pesos: 8,500 millones de pesos inferior a la registrada en el segundo trimestre de 2019. Este resultado se dio tras las condiciones creadas en el mercado petrolero internacional por la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita; las cuales se vieron agudizadas por la irrupción de la pandemia de COVID-19 y mitigadas por el esfuerzo de coordinación de los países de la OPEP+. Incluso las mayores empresas petroleras del mundo, acusaron los efectos de la pandemia en el consumo de hidrocarburos y derivados. Shell, por ejemplo, reportó una pérdida en el trimestre por 18,100 millones de dólares.

Durante el primer trimestre de 2020, Pemex tuvo una pérdida neta de 562,200 millones de pesos; de los cuales, 469,200 millones (83.45%) se debieron a la depreciación del peso frente al dólar. En el segundo trimestre, la apreciación del peso frente al dólar hizo que la enorme pérdida del primer trimestre se transformara en una utilidad cambiaria de alrededor de 50,000 millones de pesos. La importancia que ha cobrado esta variable en el balance de Pemex, refleja el muy alto nivel de endeudamiento acumulado, como consecuencia de su asfixiante régimen fiscal y la falta de autonomía presupuestal.

Ahora bien, el apoyo fiscal que ha otorgado la presente administración a Pemex, se reflejó en una menor pérdida en este trimestre. En el cual, la petrolera entregó al gobierno federal un total de 23,625 millones de pesos en impuestos y derechos. Esta cantidad significa una reducción del 77.1% con respecto a lo enterado al fisco en el segundo trimestre de 2019. 

Más de Fluvio Ruiz: El factor externo

Además de la dramática caída de los precios experimentada sobre todo en el mes de abril, la disminución se explica por el decreto gubernamental que estableció una reducción anual de 65,000 millones de pesos en el pago del Derecho de Utilidad Compartida, de los cuales se materializaron 32,500 millones de pesos en el trimestre reportado. Es importante destacar que el aporte fiscal de las actividades de Pemex, vía derechos e impuestos directos e indirectos, durante el primer semestre (341,185 millones de pesos) es más de cuatro veces superior al apoyo recibido a través del subsidio fiscal y la inyección de capital para la construcción de la nueva refinería (78,563 millones de pesos).

A pesar de la fuerte caída en la venta de combustibles, la contracción de los precios del crudo, propició que el margen de refinación de Pemex por barril procesado fuera de 9.91 dólares. En contraste con el margen negativo de 0.99 dólares en el segundo trimestre de 2019 y, sobre todo, con los -12.51 dólares del primer trimestre de este año.

De cualquier manera, no debe perderse de vista que la franquicia Pemex ha perdido 13.2% de estaciones de servicio en un año, al pasar de 9,161 en 2019; a 7,954 al 30 de junio de este año. Esto significa que más de un tercio de las gasolineras ya no son franquicitarias de Pemex. Aunque sin su franquicia, muchas siguen comprando combustibles producidos o importados por Pemex, el dato no deja de ser significativo de la pérdida potencial de mercado interno. Todo un reto comercial para la empresa del Estado.

Related posts

Paquete Económico 2020: los cambios a la LISH

Aldo Santillán Alonso

El péndulo regulatorio

Aldo Santillán Alonso

Tiempo de reflexión: Fluvio Ruiz

Energy & Commerce