Artículos Energías Alternativas Oil & Gas

Shell acelera estrategia de emisiones tras fallo en la corte

Royal Dutch Shell buscará formas de acelerar su estrategia de transición energética y profundizar los recortes de emisiones de carbono; luego de un histórico fallo judicial holandés el mes pasado; dijo ayer el director ejecutivo de la compañía, Ben van Beurden; una medida que probablemente conducirá a una reducción drástica de su negocio de petróleo y gas.

Shell planea apelar el fallo judicial del 26 de mayo que le ordenó reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45% para 2030 desde los niveles de 2019; significativamente más rápido que sus planes actuales. Sin embargo, el fallo de la corte es aplicable de inmediato y no puede suspenderse antes de la apelación; dijo van Beurden en una publicación en línea. «Para Shell, esta decisión no significa un cambio, sino una aceleración de nuestra estrategia», aseguró.

A principios de este año, Shell estableció una de las estrategias climáticas más ambiciosas del sector; con un objetivo de reducir la intensidad de carbono de sus productos en al menos un 6% para 2023; un 20% para 2030; un 45% para 2035 y un 100% para 2050 a partir de los niveles de 2016.

Lee también: Huawei inaugura su mayor centro de ciberseguridad

“Ahora buscaremos formas de reducir aún más las emisiones de una manera que siga siendo útil y rentable. Es probable que eso signifique tomar algunas medidas audaces pero mesuradas en los próximos años «, dijo el directivo.

El fallo judicial pidió a Shell que redujera sus emisiones absolutas de carbono; una medida que van Beurden había rechazado anteriormente porque obligaría a Shell a reducir su negocio de petróleo y gas; que representa la gran mayoría de sus ingresos. Los analistas han dicho que el fallo podría conducir a una disminución del 12% en la producción de energía de la empresa; incluida una fuerte caída en las ventas de petróleo y gas.

Shell, que es el principal comerciante de petróleo y gas del mundo, ha dicho que sus emisiones de carbono alcanzaron su punto máximo en 2018; mientras que su producción de petróleo alcanzó su punto máximo en 2019; y se prevé que caiga entre un 1% y un 2% por año.

Asimismo, Beurden reiteró su llamado a los gobiernos y las empresas para que aborden el consumo de petróleo y gas en todo el mundo, y no solo el suministro. “Imagine que Shell decidiera dejar de vender gasolina y diésel hoy. Sin duda, esto reduciría las emisiones de carbono de Shell. Pero no ayudaría al mundo en lo más mínimo. La demanda de combustible no cambiaría. La gente llenaría sus autos y camiones de reparto en otras estaciones de servicio”, dijo van Beurden.

“Un tribunal que ordene a una compañía de energía que reduzca sus emisiones, y las emisiones de sus clientes, no es la respuesta”, agregó.

Related posts

McDermott anuncia segundo envío de módulos FPSO para Eni en México

Efrain Mariano

Mezcla de Pemex esquiva nuevas cepas de Covid-19 y gana 8.52% en enero

Efrain Mariano

Avalan Diputados iniciativa de energías renovables

Efrain Mariano