Por: Lic. Alejandro Desfassiaux.

México carece de una propuesta de seguridad transexenal que esté blindada de los intereses de los gobernantes, así como de luchas partidistas; ha faltado una visión a largo plazo y, en consecuencia, cada gobierno ha puesto en acción planes que no son retomados por gobiernos posteriores.  

El Presidente de la República encara la responsabilidad de liderar una nueva estrategia con la Guardia Nacional; sin embargo, la tarea es de todos: políticos, partidos, y también de quienes asesoramos a este nuevo gobierno.  Lo más importante es que se mantenga una continuidad en la estrategia, más allá de protagonismos y vanidades políticas.

México hace frente a una emergencia nacional en materia de seguridad. El gobierno ha comprendido bien esto y, en respuesta, ha construido una Guardia Nacional con disciplina militar. Una salida pragmática, pensada como una acción inmediata, pero que a la vez puede dar resultados en el largo plazo. Su desafío principal será restablecer la paz en el país, y esto sólo se alcanzará con el apoyo del ejército, que capacitará a todos los elementos de la Guardia Nacional para poder hacer un cuerpo militarizado que no es militar.

Contar con un Colegio Nacional de mandos policiacos, estructurado bajo un esquema de protocolos con premios, ascensos y beneficios económicos, es de suma importancia. El problema de nuestras policías es que ejercen su profesión de manera temporal y, al no presentarse las condiciones para verla como una carrera profesional, dejan de lado la iniciativa por hacer las cosas bien; lo mismo sucede con el Ejército.  Los elementos de la Guardia Nacional deben aspirar a una mejor condición de vida mediante salarios equiparables a los del Ejército.

La Guardia Nacional tendrá que implementar un programa de costo-beneficio, máxime ahora que tendrá un presupuesto de 20,000 millones de pesos por año. Es crucial que dicho programa mida cuánto nos está costando la seguridad pública y cuál es su retorno de inversión.

Lo que se busca son resultados a largo plazo, por lo que es preciso que el país exija instituciones modernas de seguridad pública y de procuración de justicia. Además, se requiere la implementación de programas de combate a la pobreza, de generación de empleo, de educación y salud, aunado a la atracción de inversión extranjera y muchos otros elementos.

Para saber más sobre Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, accede a su página:
http://www.multisistemas.com.mx/

*El Licenciado Alejandro Desfassiaux es presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI) y del Comité de Seguridad del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.

*GMSI es una empresa mexicana, líder en el sector de seguridad privada en el país; opera a través de sus 34 filiales y cuenta con más de 14,000 empleados.