El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que abastece la Ciudad de México fue saboteado nuevamente, por lo que anunció que sumará 350 elementos del Ejército y la Marina para aumentar la vigilancia.

En su conferencia de prensa matutina, el Jefe del Ejecutivo informó que redoblará la vigilancia en los 311 kilómetros de dicho ducto, con la incorporación de 350 elementos del Ejército y la Marina, para un total de 850, que realizarán su labor con apoyo de helicópteros tanto para vigilancia de día como nocturna.

Al mismo tiempo, López Obrador hizo un nuevo llamado a la población a que siga aguantando las molestias generadas por su estrategia de combate al robo de combustible, pero insistió que para enfrentar la “resistencia” que están registrando los huachicoleros, hará un recorrido el próximo martes por las comunidades aledañas.

En sus visitas realizará asambleas para promover los programas de bienestar como Jóvenes Construyendo el Futuro, entregas de becas para nivel medio superior y nivel superior, pensiones a adultos mayores y apoyo a productores del campo, y de esta manera dar alternativas sociales a las personas que se dedican o han sido permisivas con dicho ilícito.

Sobre la propuesta de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, de cargar gasolina de acuerdo con el número de placas de los autos sigue siendo voluntario. “No es obligatorio, es para los que quieran ayudar. Con ello se contribuyen a la campaña en contra del robo de combustible.”