Uno de los planes para el sector energético del presidente, Andrés Manuel López Obrador, es la construcción de una refinería y la modernización de las seis existentes, con el objetivo de reducir las importaciones estadounidenses, lograr la “autosuficiencia” energética y bajar los precios de los combustibles en el mercado mexicano.

Para Ingeniero Oscar Scolari Romero, Director General de Rengen Energy Solutions, la construcción de la refinería es técnica y financieramente viable en tres años, contando con el desarrollo puntual de la ingeniería básica, la ingeniaría a detalle adecuada, la tecnología, los permisos y las licencias necesarias.

Es un proyecto muy viable e importante para la industria energética del país, porque está valuado en 8 mil 500 millones de dólares, una derrama económica que va impulsar a la industria”, valoró el  el fundador y CEO de la empresa dedicada al desarrollo de proyectos energéticos tanto en generación eléctrica como en transformación de hidrocarburos

“Y es que fácilmente, de la ingeniería básica y a detalle, el 80 por ciento podría ser y debe ser mexicana”, acotó Scolari Romero, quien dejo en claro que están listos para participar en la construcción de la refinería, que reportes preliminares indican que la primera piedra será colocada el 9 de diciembre en Dos Bocas, Tabasco.

Rengen Energy Solutions ha dejado en claro que quiere conformar un consorcio para participar en la licitación que lanzará el nuevo gobierno para la construcción de una refinería en esa entidad.

“Estamos muy entusiasmados porque vendrá un impulso serio y decidido a la actividad de petróleo y gas, también al mejoramiento de las refinerías porque hay que reparar plantas que están bastante dañadas, y eso nos llena de grandes expectativas porque somos una empresa posicionada en estos rubros”, abundó.

Evaluó que que la construcción de una refinería en tres años con una inversión de 8 mil 500 millones de dólares es viable en Dos Bocas, Tabasco, pues se trata de una instalación no tan grande como hay en otros países.

“Depende mucho del tamaño, hay algunas grandes refinerías que si requieren más dinero y tiempo, pero como la que se visualiza de 250 mil barriles diarios, claro que se puede hacer dentro de esos márgenes e inversiones previstas”, destacó.

Rengen desarrolla plantas de generación eléctrica para CFE y empresas privadas, por lo que tiene un portafolio de 5 proyectos que suman más de 400 millones de dólares en inversión.

“Este año fue afortunado para Rengen, pese a la incertidumbre generada en el sector por las elecciones, pero logramos concluir varios proyectos importantes en sector, por lo que creemos que el siguiente será mejor y estamos muy entusiasmados porque tenemos entre 4 o 5 proyectos en el tintero con CFE”, compartió.