El precio de la mezcla nacional de petróleo tuvo su mejor semana en más de dos años al subir 9.85 por ciento y cotizar en 51.65 dólares por barril.

El crudo nacional se encareció 4.63 dólares a lo largo de la semana, después de que el viernes pasado costara 47.02 dólares. Su precio actual es el más alto desde el pasado 17 de diciembre.

La destacada variación al alza del energético local fue en línea con el mercado petrolero internacional, con el cual guarda una correlación de más del 90 por ciento.

El West Texas Intermediate (WTI), referente de Estados Unidos, subió 7.57 por ciento al pasar de los 47.96 dólares a los 51.59 de hoy.

El referente de Europa, el Brent avanzó 5.99 por ciento a 60.48 dólares, frente a los 57.06 que valía una semana atrás.

La escalada del petróleo a nivel internacional obedece a las restricciones de oferta que se han dado en medio oriente.

Arabia Saudita, el país número uno en exportación de esta materia prima, anunció que planea reducir sus ventas al mundo, acción que respeta los acuerdos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para recortar el nivel de producción y evitar un aumento en los inventarios.

Las exportaciones de Arabia Saudita pasarán a partir del siguiente mes a 7.1 millones de barriles diarios, desde los actuales 7.2 millones, mientras que su producción oscila los 10.2 millones.

La expectativa de demanda ha mejorado después de los avances en las negociaciones comerciales entre las economías más grandes del mundo: Estados Unidos y China.

En 2018, la mezcla mexicana cayó 20.47 por ciento al cerrar en 44.69 dólares.

En el paquete económico para 2019 la Secretaría de Hacienda estimó un precio de 55 dólares por barril.