El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que la construcción y coordinación de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, será encabezado por la Secretaría de Energía y Petróleos Mexicanos, desechando las propuestas de los conglomerados internacionales invitados a participar en la obra.

En conferencia matutina, López Obrador declaró desierta la licitación para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, debido a que las empresas que presentaron sus proyectos excedían el presupuesto de 8,000 millones de dólares estimado por su gobierno.

«La construcción de la refinería será encabezada por ingenieros y especialistas mexicanos, con una inversión de 160,000 millones de pesos«, afirmó.

El 2 de junio comenzará el inicio de la construcción de la refinería y concluirá el 2 de mayo de 2022, generando en ese periodo de más de 100 mil empleos.

“El objetivo es rescatar la soberanía energética de México en un periodo de tres años. Vamos a ser autosuficientes en la refinación en combustibles”, enfatizó López Obrador, quien agregó que las empresas invitadas para la construcción de la refinería no cumplieron con las bases de la licitación.

Las empresas invitadas a la licitación restringida era Technip, KBR y los consorcios Bechtel-Techint y   WorleyParsons-Jacobs.

Con la séptima refinadora del país, el gobierno federal pretende refinar 340,000 barriles diarios de crudo maya de 22 grados API, para terminar con las importaciones de combustible desde Estados Unidos, que hoy representan casi el 80% de la demanda nacional.