El senador Martí Batres y la senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre, ambos del grupo parlamentario de Morena, buscan expedir una ley que prohíba la fracturación hidráulica ​ o estimulación hidráulica, también conocida por el término en inglés fracking, técnica empleada para posibilitar la extracción de gas y petróleo atrapado en el subsuelo o en capaz de roca.

La Ley General para la Prohibición de la Fractura Hidráulica, según da cuenta una iniciativa contenida en la Gaceta Parlamentaria del Senado de este miércoles, tiene por objetivo “evitar los daños graves e irreversibles al medio ambiente y, en consecuencia, las afectaciones que puedan producirse a partir de la exploración y explotación por medio de la fractura hidráulica”.

El fracking es la técnica mediante la cual se fractura el subsuelo, para a través de la inyección de gas y químicos a alta presión extraer el combustible que se encuentra atrapado en capas de roca.

En la iniciativa, los legisladores argumentan que esta técnica disminuye la disponibilidad de agua para uso humano; contribuye al calentamiento global; así como afectaciones a la salud, entre otros factores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha manifestado en contra de la extracción de hidrocarburos por vía de esta técnica. Recientemente canceló un plan aprobado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) para utilizar fracking en el campo Humapa.