El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno evalúa la posibilidad de aprovechar el precio bajo de las gasolinas a nivel internacional, para que haya una reducción en el precio final a los consumidores en nuestro país. Indicó que su gobierno no pretende modificar el esquema de libre mercado, sino que haya un acuerdo con los concesionarios sobre el margen de utilidad.

En conferencia de prensa esta mañana en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal explicó que actualmente Petróleos Mexicanos (Pemex) compra las gasolinas a un precio menor en el exterior, debido a que se redujo el costo a nivel internacional. Destacó que el gobierno analiza si se puede trasladar ese ahorro a los consumidores.

“Hablaba de que está bajando el precio de gasolinas a nivel internacional; todavía Pemex abastece a gasolineras en un 95% aproximadamente, es decir, Pemex está comprando la gasolina y la entrega a los concesionarios, y se está vendiendo la gasolina a menor precio. Estamos observando nada más si ese ahorro se transfiere, se traslada al consumidor, eso depende de la ética también. No vamos a nosotros a cambiar el sistema, queremos que haya competencia y que sea libre mercado, pero que (los concesionarios) no vayan a abusar en los márgenes de utilidad. ¿Si se entiende verdad? Vamos a estar aquí viendo eso de cuánto se vende de gasolina, a qué precio, cuántos son los márgenes de utilidad y cuál es el comportamiento para que haya verdadera competencia; si hay competencia se beneficia al consumidor. Todo esto va a significar más transparencia”, afirmó.

El Primer Mandatario no especificó una fecha para decidir sobre si es posible o no reducir el precio de la gasolina en el país, con base en dicho esquema de precios bajos del combustible a nivel internacional.

El presidente López Obrador afirmó que a nivel internacional, “está bajando el precio de la gasolina en el mercado internacional”. Indicó que este fue uno de los motivos por los que su gobierno decidió aprovechar para implementar el plan de combate al robo de combustible.

Mencionó que actualmente Pemex compra 600,000 de los 800,000 barriles que se consumen diariamente en el país. “Por fortuna, por suerte, ese combustible que se está comprando, se adquiere a precio bajo, además se está comprando ya mejor el combustible. Esto nos permite tener abasto y al mismo tiempo mantener los precios”, indicó.