La petrolera española Repsol anunció que incursiona en el mercado de turbosina al celebrar dos acuerdos que le permitirán suministrar más de 156 mil metros cúbicos de turbosina en los aeropuertos de Cancún y la Ciudad de México.

El primer acuerdo celebrado con Wamos (antigua Pullmantur) ha posicionado a la compañía como la primera del mundo en vender producto, sin la intervención de intermediarios, en el aeropuerto de Cancún.

El contrato por un año contempla el abastecimiento de 12 mil metros cúbicos para la flota de la compañía.   El segundo contrato, celebrado con Iberia y British Airways, permite suministrar inicialmente 144 mil metros cúbicos de combustible de aviación en los aeropuertos de Cancún y en el de la Ciudad de México, donde Repsol se ha convertido en la primera comercializadora transnacional en obtener este permiso.

Esteban Gimeno, Country Manager de Repsol en México, afirma: “En Repsol trabajamos arduamente para ser una oferta de valor que proporcione al mercado mexicano una amplia gama energética. Nuestro compromiso es a largo plazo y con este objetivo continuaremos invirtiendo en el país”.