El consorcio conformado por Prodiel y Sinohydro, filial del grupo Powerchina, ha sido seleccionado por la compañía francesa NEOEN para construir el parque fotovoltaico El Llano en Aguascalientes (375 MW).

Este proyecto fue uno de los adjudicados durante la tercera subasta pública mexicana de energías renovables, celebrada en noviembre de 2017, con un contrato para vender la electricidad producida a menos de 19 dólares el megavatio/hora. La instalación está considerada como uno de los proyectos solares más competitivos del mundo.

El parque fotovoltaico de El Llano es una prueba más de que Prodiel ha logrado ocupar en tan solo cinco años una posición de liderazgo en la ingeniería y construcción de proyectos fotovoltaicos en el mercado latinoamericano”, dijo Miguel Somé Dominguez, CEO de Prodiel.

Nos llena de orgullo contar en este proyecto con PowerChina como un aliado estratégico y que comparte nuestro compromiso con la sostenibilidad”, agregó.

Por su parte, Gilbert Salvi, Vicepresidente Ejecutivo de PowerChina International «Americas», agregó que este nuevo parque consolidará su posición privilegiada en la construcción de infraestructuras para la generación de energía eléctrica, al tiempo que ofrecerán a México un parque fotovoltaico que responde a las altas expectativas.

El proyecto, que inicia construcción en 2019 y operaciones en 2020, contará con un alcance Full EPC incluyendo la planta fotovoltaica, la subestación elevadora en 400kV, una línea de Alta Tensión de 3 kilómetros y una subestación de maniobra, así como el O&M durante los primeros 20 años de vida de la planta.

En sus 800 hectáreas se instalarán más de un millón de paneles solares, que generarán un total de 880.5 GWh de energía al año, lo que equivale a un consumo anual de 441,000 familias mexicanas. Además, se estima que con este proyecto se evitarán las emisiones de más de 500,000 toneladas de CO2 anuales.

El estado de Aguascalientes es un reflejo del potencial de crecimiento que tiene México en el sector fotovoltaico; y el parque de El Llano es una muestra de la inversión que grandes empresas globales están destinando para el desarrollo de fuentes de energía renovable.