Los precios del petróleo cayeron el miércoles un 2% en medio de un derrumbe de las acciones en Wall Street, pese a que los operadores de energía están preocupados por la menor oferta iraní y por el huracán Michael, que provocó el cierre de parte de la producción de crudo en el Golfo de México.

El crudo Brent perdió 1.91 dólares, o un 2.3%, a 83.09 dólares por barril tras subir un 1.3% el martes. El crudo liviano estadounidense cedió 1,79 dólares, o un 2.4%, a 73,17 dólares por barril.

El mercado bursátil estadounidense sufrió su peor desplome diario desde abril, con una ola de ventas que se intensificó a medida que avanzaba el día ante el alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro y preocupaciones relativas a la política comercial que llevaron a los inversores a buscar refugio.

Los riesgos para el sistema financiero global han aumentado durante los últimos seis meses y podrían crecer con fuerza si las presiones sobre los mercados emergentes escalan o si las relaciones comerciales globales continúan deteriorándose, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI redujo el martes su pronóstico de crecimiento económico global para 2018 y 2019, provocando temores a que la demanda por petróleo también pueda caer.

En Estados Unidos, cerca de un 42% de la producción diaria de crudo se detuvo en pozos en la zona del Golfo de México, dijo el miércoles la Oficina de Seguridad y Protección del Medio Ambiente, citando reportes de 30 compañías. Los recortes representan 718.877 barriles por día de producción de petróleo.

Michael tocó tierra en Florida el miércoles como un huracán categoría 4.

El suministro de crudo también es una preocupación en Oriente Medio. Las exportaciones de crudo de Irán cayeron más en la primera semana de octubre, según datos de buques cisternas y una fuente de la industria, antes de la entrada en vigor de sanciones estadounidenses el 4 de noviembre.

Varias de las mayores corredurías del mundo esperan que las sanciones de Estados Unidos contra Irán mantengan a los precios del petróleo en niveles altos, por encima de 65 dólares, y posiblemente superen los 100 dólares en el mediano plazo.