La empresa de infraestructura petrolera Oro Negro fue declarada en quiebra por un juez de distrito, debido a que no alcanzó un acuerdo con sus acreedores dentro del periodo de conciliación.

La compañía fundada y dirigida por Gonzalo Gil White y José Antonio Cañedo White, hijo y sobrino del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz, declaró suspendida la capacidad de ejercicio de sus subsidiarias. A finales del mes pasado, un juez ordenó a Oro Negro ceder las plataformas a los tenedores de bonos por el pago pendiente de 950 millones de dólares.

El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México, ordenó que dentro de los cinco días siguientes a su designación, el síndico solicite la inscripción de la sentencia de quiebra en el Registro Público de la Propiedad y Comercio.

Se ordena al síndico que sea designado proceda en términos del artículo 197 de Ley de Concursos Mercantiles a la enajenación de los bienes y derechos que integran la masa concursal, procurando obtener el mayor producto posible, a fin de hacer el pago a los acreedores”, indica en el dictamen del juez.

Oro Negro, que ganó contratos millonarios por la renta de plataformas petroleras a Pemex durante la dirección de Emilio Lozoya, demandó a Pemex por 700 millones de dólares debido a la cancelación de los contratos de seis plataformas petroleras, esto al amparo del Capítulo XI del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La debacle de Oro Negro, empresa fundada en 2012, inició luego de la crisis de los precios internacionales del petróleo, cuando Pemex pidió a sus contratistas renegociar sus precios a cambio de extender contratos.