El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un acuerdo para refinanciar la deuda de Pemex y renovar dos líneas de crédito con las firmas J.P. Morgan, HSBC y Mizuho Securities, que aliviará la carga tributaria de la empresa y reducirá su deuda en forma gradual.

En con conferencia matutina, el presidente de México aseguró que la nueva estrategia crediticia busca fortalecer la situación financiera de Pemex en el mediano y largo plazo.

“Con el acuerdo, junto con el apoyo de una política fiscal, vamos a reducir la deuda de Pemex y vamos a contribuir al crecimiento económico del país”, resaltó.

La operación consiste en un crédito sindicado que refinanciará la deuda por 2 mil 500 millones de dólares, se mejorará el perfil y se renovarán dos líneas de crédito revolvente por hasta 5 mil 500 millones de dólares.