La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) informó que las reservas de hidrocarburos 1P, aquellas con 90 por ciento de probabilidad de extracción, sólo serán suficientes para los próximos los 8.5 años, al ritmo de producción actual, por debajo de la proyección de hace un año de 9.3 años.

El informe anual de la CNH  estima que  las reservas posibles (3P), que sólo tienen un 20 por ciento de probabilidades de ser extraídas, serán suficientes para los próximos 27 años.

Para este año, México redujo en 6.88 por ciento sus reservas de hidrocarburos 1P, al pasar de 8 mil 484 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (pce) en 2018 a 7 mil 900 millones para este año y representan una caída del 42 por ciento contra 2013.

En tanto, las reservas probadas de crudo bajaron alrededor de 6 por ciento a 6 mil 100 millones de barriles, desde 6 mil 464 millones de toneles del año previo. Mientras que las de gas natural descendieron 3 por ciento a 9.7 billones de pies cúbicos, cuando en igual feche de 2018 se ubicaron en 10.02 billones de pies cúbicos.