Mucho se hablado del potencial de México en el mercado energético y el rubro de las energías renovables en los últimos años; se ha mencionado que su capacidad de generación de energía es superior a la de varias potencias del mundo; incluso, se ha comprobado que el mejor sol que llega a tener Alemania –el gigante solar de Europa–, es inferior con el peor sol que llega a tener nuestro país.

Tan sólo Chihuahua tiene una irradiación de 7 kilowatts hora por metro cuadrado, el triple de lo que tiene Alemania y casi el doble que España, es decir, su potencia solar es muy alta, que podríamos decir que México es el “Arabia Saudita” de la energía solar.

En términos generales, México es una potencia solar por su estratégica ubicación geográfica en estados como Chihuahua, Sonora, Durango y Coahuila; además de que el sol para todo el país es gratis; no se paga ningún impuesto por recibirlo.

México de manera general tiene una irradiación de 5 kilowatts hora por metro cuadrado, por encima de Alemania que tiene 2.7 kilowatts y de España que tiene 3.6 kilowatts por metro cuadrado.

Para algunos representantes de la Sociedad Internacional de la Energía en México, ISME por sus siglas en inglés (International Society for Mexico Energy), México no sólo tiene el potencial en el mercado solar, sino también cuenta con las herramientas para desarrollarlo; sin embargo,  no logra conjuntar los elementos y condiciones  (regulación, inversión y visión) para concretarlos de manera ordenada y sostenible.

Los expertos reunidos recientemente en el Global Forum, celebrado en la Ciudad de México, lamentaron que la diversificación del mercado energético y eléctrico aún se encuentre en una etapa inicial.

Las necesidades más urgentes para fortalecer la cadena de valor, de acuerdo con los especialistas, son continuar con la diversificación, liberar costos de organismos paraestatales que puedan absorber empresas privadas en la generación de energía para aumentar la productividad y revisar que la implementación de regulaciones se haga de manera eficiente y se aplique a cada una de las etapas de la cadena de suministro.