El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, consideró que el gobierno federal debería reforzar la calidad crediticia de Pemex, debido a la importancia de la petrolera estatal para la economía, las finanzas públicas y el sistema financiero.

Las declaraciones del gobernador de Banxico llegan después de que la semana pasada, la firma Fitch redujo la nota soberana de México y se convirtió en la primera agencia calificadora en reducir la deuda de Pemex a categoría de “basura”.

En una presentación del ahora llamado reporte de estabilidad financiera, Díaz de León también afirmó que el deterioro de las calificaciones de Pemex y el gobierno mexicano son importantes factores de riesgo que deben ser atendidos.

Díaz de León también se refirió al tema de la amenaza de Trump de imponer aranceles a los productos mexicanos, y aseguró que de cumplirse, tendría un efecto adverso para la economía y para la formación de precios.