México se ubica dentro del Top Ten de los países con mayor capacidad de generación de energía geotérmica (obtenida mediante el aprovechamiento de calor natural del interior de la tierra), por encima de países como Italia, Islandia o Japón.

Según el ranking Renewable 2018 Global Status Report, la capacidad global es de 12.8 GW hasta el año pasado, y Estados Unidos, Filipinas e Indonesia tienen un mayor poder de generación, con 2.5, 1.9 y 1.8 gigavatios (GW), respectivamente. La de México ascendió a 1 gigavatio.

Bloomberg New Energy Finance, en su último informe, confirmó México es uno de los países con mayor atracción de inversiones de energías renovables, después de que atrajo 6 mil millones de dólares en 2017, con compromisos de 3.3 mil mdd en eólica y 2.6 mil mdd en solar.

En el último ranking de Think Geoenergy, México ocupa la posición 6, con 951 megavatios (MW) en 2018 de capacidad instalada, siendo uno de los retos el analizar y explotar más los mercados e informar al mercado de qué se trata, para atraer más Inversión Extranjera Directa (IED), es decir,  existen los recursos pero el mercado y los consumidores debe tener más información, para apoyar el desarrollo de este tipo de proyectos.

Según REN 21, la industria geotérmica se mantuvo limitada por varios desafíos específicos del sector, como los largos plazos de los proyectos y alto riesgo de recursos, pero la innovación tecnológica para abordar tales desafíos continuaron durante 2017.

De acuerdo con un análisis de Forbes, la energía renovable ha crecido en México gracias a sus abundantes recursos eólicos y solares, la creciente demanda de electricidad, el programa de subastas que produjo subastas con bajas tarifas, y la política del gobierno de alcanzar una meta de que 13.9 por ciento de la generación energética provenga de fuentes verdes a 2022.