En Marzo se sumaron 17 corredurías y despachos financieros a la onda expansiva de recorte en las expectativas de crecimiento para México, para dejarlas en 1.8%, confirma información de FocusEconomics. El pronóstico anterior, recabado por ellos mismos, apuntaba a una expansión del PIB de 1.9 por ciento.

Este ajuste en las previsiones se mantiene lejos del pronóstico oficial de 2.1% y se aproxima al piso del rango estimado de crecimiento que tiene el Banco de México de entre 1.1 y 2.1 por ciento.

El número de consultorías que recortan sus previsiones de crecimiento ha ido aumentando desde las nueve que durante enero ajustaron a la baja, y las 10 identificadas en febrero. Por primera vez desde que se recaban expectativas para el PIB del 2019, hubo una correduría que estimó un crecimiento inferior a 1%; se trata de Credit Suisse, que lo ubica en 0.9 por ciento.

De acuerdo con información de FocusEconomics, este nuevo recorte en las expectativas para la economía mexicana resulta del impacto que anticipan que tendrá el deterioro en el ánimo de los inversionistas, afectado por el cambio en la perspectiva de calificación crediticia de México por parte de Standard & Poor’s, la disminución efectiva de la inversión al sector privado y el evidente menor optimismo del sector industrial observado en febrero.

El Consensus Forecast que recoge mensualmente la firma entre 43 analistas económicos se mantiene también lejos del crecimiento estimado de noviembre, previo a la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando preveían una expansión de 2.2 % para México en su primer año de gobierno. Señala un reporte del perióedico especializado El Economista.

Al hacer un acercamiento sobre los pronósticos recogidos, se observa que las consultorías que recortaron este mes sus expectativas para el PIB mexicano fueron: American Chamber, de nuevo AXA IM (por tercer mes consecutivo), BBVA, CEESP, Credit Suisse, Goldman Sachs (por segundo mes consecutivo), IMEF (por tercer mes consecutivo), ING (segundo mes consecutivo), Invex, J.P. Morgan (segundo mes consecutivo), Kiel Institute, Nomura, Scotiabank, UBS, Vector, Commerzbank, Credit Agricole y Norddeutsche Bank LB (por segundo mes consecutivo).

Según esta información, en el mes también se presentaron ajustes al alza en los pronósticos, un movimiento que no se había visto en enero, ni durante febrero. Se trata de las correcciones conducidas por DIW Berlin, Monex y Deka Bank.

En el detalle de la información, destacan las expectativas de Credit Suisse, que se mantiene como la consultoría con la expectativa menos optimista sobre el PIB de México, en 0.9%, y en el extremo, se ubican Bradesco y Capital Economics que anticipan una expansión de 2.5 por ciento.