La generación de electricidad con energía nuclear crecerá en México hacia 2030.

“Está considerado en el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional una repotenciación de la central de Laguna Verde, más o menos un crecimiento equivalente al que tenemos hoy instalado ahora”, comentó a Forbes México Efraín Villanueva, director general de Energías Limpias de la Secretaría de Energía (Sener).

Pero el plan de incrementar la capacidad instalada en la planta de Veracruz comenzaría a desarrollarse hacia el fin de periodo del planeación, es decir, hacia 2030-2031, explicó el funcionario.

El ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, descartó durante el último debate presidencial incluir a la energía nuclear en su proyecto energético.

Rocío Nahle, propuesta como secretaria de Energía en la próxima administración, dijo previamente que la planta de Laguna Verde es una central “muy noble”: produce 3% de la energía del país con 39 años de operaciones sin problemas significativos.

“Tenemos claro que hay apoyar e invertir en el Instituto Nacional de Ingeniería Nuclear (ININ), porque te da para energía y para otras cosas”, agregó Nahle.

La generación nuclear está reservada exclusivamente para el Estado, cuya responsabilidad recae en la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Su director general, Jaime Hernández, expresó que existe espacio para dos reactores más, pero sin ningún proyecto para construirlos en el corto plazo.

Al preguntarle si el rezago de esta fuente energética ante otras energías limpias se debe al posible costo político que tendría impulsarla, Villanueva descartó esa posibilidad.

“No creo. Es un tema eminentemente económico por el costo de las inversiones”, añadió.

Investigadores de la UNAM y el Tec de Monterrey, así como el director general de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias estimaron anteriormente que el valor de una central oscilaría entre 4,000 y 10,000 millones de dólares, margen que alcanzaría para una nueva refinería.

FORBES